miércoles, 21 de diciembre de 2005

Happy happy hElloween

Lo dicho, la sala Gamma cada vez se lo curra más y nos trae a mejores grupos, en esta ocasión les tocó descargar aquí a los Helloween, verdaderos iconos e inventores del actual Power Metal. Un grupo que a pesar de no estar en su mejor momento, en su día creó escuela sin duda, y aquí siguen, solo con dos de sus componentes originales, pero dando mucha caña.

Antes que ellos, tocaron en la sala los Jaded Heart, un grupo de rock melódico, comparables a grupos como Bonfire o bandas por el estilo. Desgraciadamente... por causas ajenas a mí no pudimos ver más que la última canción, llegamos y estaban acabando la movida ya, en fin, lo único que pude apreciar es que sonarían bien fuertes los Helloween. Otra vez será...

HELLOWEEN

Aquí realmente empezaba lo bueno, pasaron unos 30 minutos aproximadamente después de terminar los Jaded Heart, y la sala estaba a reventar, la verdad es que jamás había visto así de petada la sala Gamma, a pesar de ser domingo. Imposible avanzar más de la mitad de la sala a no ser que ya hubieras hecho sitio. Aun así, se veía bien. Empezó una intro instrumental, y seguidamente lo que yo ya me temía... The King For 1000 Years!!!!!! Wawwww la hostia, y encima la tocaron entera e idéntica a como suena en disco.

Para que hubiera de todo, continuaron con Eagle Fly Free, para alboroto de sus fans de siempre. Seguidamente, la elegida para continuar fue Hell Was Made in Heaven... la verdad, no sé muy bien porque eligieron esta, pero bueno, la cuestión es que es un tema rapidito y eso va bien. Después, otra sorpresita, Keeper of the Seven Keys, entera también, aunque en momentos se hizo algo monótona. A partir de esta, ya no recuerdo muy bien el orden en el que tocaron las siguientes canciones, pero más o menos fueron las siguientes: If I could fly (sin duda el mejor tema del "Dark Ride") y Mrs. God, la cual yo no habría incluido pero como es single del último trabajo pues... también fue una sorpresa que tocaran Ocasión Avenue, otro tema de más de 10 minutos de largo. Andi Deris se empeñaba en hacernos repetir una y otra vez POOO-LLA GRAAAN-DE, COOOO-ÑO GRAAAN-DE, con el consiguiente descojone general. Hay que recordar que tienen un estudio de grabación en Tenerife, por lo que dominan algo de nuestro idioma. Pero la mayor ilusión de todo el concierto, para mí, fue sin duda cuando lanzaron los primeros acordes de un tema que todavía no había visto en directo, A Tale That Wasn’t Right, me encantó que tocaran ese tema, es como llevar esperando ese momento toda tu vida. Y lo viví lo mas frenéticamente que pude. Más clásicos. Future World es un tema que siempre tocan, es un tema que define perfectamente por si solo las palabras “Happy Metal”. Otro tema de los más heavys de su carrera, Power de su álbum "Time of the Oath" pero... ¡¡solo tocaron esa!! Y hay que dar gracias, porque del "Better than Raw" ¡¡ni una!!... yo esperaba un Falling Higher al menos, pero bueno... Invisible Man, Perfect Gentleman del "Master Of The Rings" si no me equivoco, y como no, la grandiosas Dr. Stein y I Want Out (para terminar el movidón como siempre) completaron el set de un concierto divertido, sobre todo con las ocurrencias de los músicos. Ver al guitarrista tocando una batería de juguete, o al batería tocando una guitarra de juguete junto con Sacha, o incluir unos acordes del tema de cabecera de "Pipi Calzas Largas" fue toda una experiencia para morirse d risa xDD. Igual que adjetivo el concierto como divertido, también lo hago como poco dinámico, y es que el repertorio fue muy lento en general amén de largos (aunque interesantes) solos de guitarra y batería, habría más de uno que se dormiría (no fue mi caso por supuesto jejeje). Mención especial para el bajista Markus Großkopf, que hizo un grandísimo trabajo, a parte de ser uno de mis bajistas preferidos de todos los tiempos, todo un máquina. ¡¡Larga vida a los Helloween!!


_|,,| JaviMetal (Is The Law) |,,|_

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado la crónica, estuviste allí o quieres sugerir alguna corrección, ¡comenta!