domingo, 28 de octubre de 2007

¡Heroes de Leyenda! (Cheste, Valencia, 27-Oct-2007)

El Sábado día 27 de Octubre, en el circuito de Cheste, a partir de las 21:00, un acontecimiento realmente importante. Los Héroes del Silencio, nuestra banda de rock más internacional en toda la historia, daba su último concierto. Como era de suponer, no me iba a perder tan magno acontecimiento, a pesar del elevadísimo precio de la entrada (45 lerus). Un caos total nos esperaba a la entrada de Cheste. Unas 80.000 personas (sí sí!) se reunían allí y como era de esperar, los atascos y mogollones de gente eran lógicos. Nada mas entrar al escenario, ya se podía adivinar la magnitud de la cita (por cierto, me lleve una alegría de ver por allí al gran Manolo Kabezabolo entre la peña!!). Escenario GIGANTESCO, con pasarela, pantallas, videos... que aun así apenas daban abasto para tanta gente. Y ante todo, un sonido perfecto, de los mejores que he escuchado en un concierto en mi vida. La ocasión lo merecía, pues era la gran despedida.

Tras un breve retraso, salieron a escena los héroes, todos salvo Enrique, que salió pasado el trozo  instrumental de El Estanque, tema elegido para comenzar, y que yo vi mas que nada como una introducción para ir calentando al personal. Como en el resto de actuaciones, la siguiente en caer fue Deshacer el Mundo y fue de lo mejorcito del concierto. Dos puntualizaciones: había tantísima gente que nos tuvimos que conformar con ver el concierto desde lejos y más bien tuvimos que estar atentos a las pantallas mas que al escenario. La otra es que el escenario deberían haberlo puesto en la parte más alta, puesto que apenas se podía ver desde lejos.

Cogió Bunbury su guitarra acústica para regalarnos los primeros acordes de Mar Adentro que sonó bastante calmada pero con un sonido excelente (que gusto da poder decir esto) al igual que La Carta. A partir de aquí fue donde vinieron las variaciones respecto a otros conciertos de la gira, pues dejaron la bonita Bendecida (una de las que más me gusto en directo) para los bises, y nos deleitaron con las melódicas La Sirena Varada, La Herida y El Mar No Cesa. Con Opio, llego uno de los momentos más místicos del concierto, como lo exige el tema, con esa bonita parte lenta y Bunbury silbando la melodía.

Habréis notado que no hago mas que hablar del vocalista, pues bien, esto es debido a que el resto de la banda se mantuvo en un absoluto segundo plano durante toda la actuación, unos mas animados (como el bajista Joaquín Cardiel) y otros más seriotes como Juan Valdivia o su hermano, que para esta ocasión acompañaba a la banda como guitarra rítmica. Varias sorpresas especiales en esa noche, en forma de canciones que muy pocas veces habían tocado en gira, como pudo ser Agosto o la mayor de todas, Fuente Esperanza que seguro que nadie esperaba!!. Guapísima también su Apuesta por el Rock’n’Roll. El estribillo de No Mas Lagrimas fue uno de los que más triunfo entre un publico totalmente dispuesto a darlo todo en aquella noche, y es que se nota que Héroes tienen una enorme legión de fans muy fieles (incluso hablé con uno que había asistido a todos los conciertos de la gira española!!). De repente en la pantalla, unas hélices como despegando anunciaban la segunda mitad del concierto, que sería algo mas animado en ritmo. Seguidamente empalmarían varios de sus mayores éxitos, al loro: Nuestros Nombres, Entre Dos Tierras, Maldito Duende... ya se puede imaginar uno que fue uno de los momentos cumbres del concierto, y donde más se escucho a la gente cantar a pleno pulmón los temas. Como creo que he dicho antes, fue un concierto bastante lento, incluso para aburrirte si no eres fanático de la banda. A mi no me aburrieron en absoluto, aunque si que vi a gente esperando algo mas de caña. La épica Héroe de Leyenda no podía faltar, y por supuesto, tampoco los temas que volvieron a levantar al publico, Iberia Sumergida y Avalancha (aunque no en este orden).

Primer parón de la noche, para volver a salir con Bendecida, Tesoro, La chispa adecuada, preciosas esas tres, muy aptas para encender el mechero en alto y otra mas rockera como es Tumbas De Sal. Era hora de ir terminando (aunque por mí que no lo hubieran hecho en toda la noche) con Oración, Malas Intenciones, y el tema con el que han cerrado el resto de conciertos: En Brazos de la Fiebre un tema guapísimo, lentito, para pararte a pensar el conciertazo que se ha vivido esa noche, de esos que te ponen los pelos de punta, y con un Juan Valdivia por fin cobrando protagonismo con un Bunbury MUY emocionado, con las lagrimas a punto de salir, que fue extremadamente agradecido durante todo el concierto, extremadamente humilde, pero con una actitud totalmente HEROES, rockera y movida y cantando con una pasión y sentimiento que te ponía los pelos de punta en ciertos momentos, y el final fue uno de ellos. La verdad es que no esperaba menos de él, a pesar de que su música en solitario me parece una mierda, voy a ser franco. Las cosas más destacables del concierto fueron que atacaron mucho su primer álbum, con nada menos que 6 temas, el sonido, la actuación del vocalista (con sus gestos, como cuando “nos mostró sus alas” en Deshacer el Mundo). Despedida por todo lo grande, además con fuegos artificiales y con la alegría de haber visto por fin a una banda que voy escuchando desde que era un crío. Como dijeron entre el público: ¡nunca deberíais haberos ido, esta es vuestra casa!

P.D.: Para variar, siento no publicar fotos, pero no me llevé la camara y nadie se digno a hacerlo xD.


_|,,| JaviMetal (Is The Law) |,,|_

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado la crónica, estuviste allí o quieres sugerir alguna corrección, ¡comenta!