lunes, 24 de marzo de 2008

El último año en Atarfe (Atarfe Rock 2008, Sabado)

Y otra vez en pie, sin apenas dormir y habiendo pasado mucho frio, nos fuimos de compras a Atarfe, pues la botella de vodka había sucumbido en 2 horas y solo entre dos personas. Un pueblo pequeño, pero con cojones para montar un festival tan guapo. El coliseo de Atarfe era un recinto cerrado, bastante pequeño y polvoriento. En ningún momento llego a llenarse, aun así, creo que lo prefiero a la nave donde se celebraba en anteriores ocasiones. Algún grupo había que perderse para comer, así que sintiéndolo mucho, sustituí a los fantásticos Angelus Apatrida (que recomiendo a todo el mundo que aun no les conozca, son cojonudos, de verdad) por una buena botella de vino y una abundante comida a base de costillas y alitas de pollo.

Ahora sí, con el estómago lleno a reventar, entramos al recinto y de camino al mercadillo vimos un ratillo a los Korpiklaani que era un grupo que a priori no me llamaba mucho la atención, aunque desde luego llevaban la fiesta en la sangre, puro folk-metal, aparte de muchísimos instrumentos vikingos como violines y teclados que sonaban algo extraños. Molaba, porque parecían recién salidos de una cueva en medio del bosque xD y le pusieron la nota de fiesta a la mañana con tanta gente encima del escenario sin parar de bailotear alegres melodías.

Esto se ponía serio ya, porque llegaba el turno de una de las bandas que mas ganas tenia de ver, pues era mi primera vez frente al “Excavador de tumbas”. Muy grande lo de estos tíos, pese a empezar algo calmados, Grave Digger iban poco a poco mostrando su potencia y enganchándome en directo, a pesar de que tampoco tocaron muchos temas de los que yo conocía. Son americanos, pero haciendo un Heavy Metal que podría ser perfectamente alemán. Rápidos y contundentes, y con un Chris Boltendahl que (aunque debe ser mayorcete ya) no paraba de sonreír, animar, y hacer participar al publico, transmitiendo un muy buen rollo y temazos también como The Reaper o su famosa y trallera Excalibur. El sonido, como no, los dejo un poco vendidos en ocasiones, pero nunca se achantaron y cualquiera de los músicos que había en el escenario se lo pasaba en grande. Si no me equivoco, hacia tiempo ya que no nos visitaban, ya era hora!! Otra cosa que me gusta de este festival, que no se decantan siempre por los típicos grupos y siempre sorprenden.

Y si este ya había sido un concierto muy caliente, al loro con lo que venia ahora, una banda mítica por su rapidez y contundencia que venia a machacarnos con su speed – thrash metal de la vieja escuela. Y no se puede decir que se hayan vendido precisamente. A pesar de no presenciar el concierto entero, cuando entre y me metí entre las primeras filas, lo primero que vi fueron mosh a toda mecha, de los mas grandes de todo el festival, y no era para menos, ya que solo de mirar al escenario daban ganas de estallar, los Exciter estaban en una forma espléndida, pero con lo que mas alucine fue con su increíble nuevo vocalista, me atrevería a decir que fue el mejor de todo el festival sin duda, incansable, imparable, con unos agudos brutales (no se como pudo aguantar todo el concierto con ese ritmo) y sin dejar de moverse aquí y allá. AL ser latino, nos dedico algunas palabrejas en nuestro idioma animando a la peña. Otra sorpresa: ¡¡Pedazo de bajo!! Yo quiero uno de esos,  buscad fotos y flipad (como siempre, yo no tengo ni una xD)

Tocaba ahora cambio de tercio radical, con una banda que si no me equivoco, era la primera vez que visitaba nuestro país (y eso que llevan desde principios de los 80) el señor Mark Slaughter y compañía decidieron por fin pasarse por aquí para deleitarnos con su autentico Hard Rock americano de una forma tan clásica como si estuviéramos en la época. Tan solo salir al escenario, empezó la fiesta. Fue increíble, el repertorio fue mayormente basado en mi disco favorito, el Stick it to ya y además, sus mejores temas. Y si esto ya fue de lo mejorcito, todavía faltaba mas, ya que después de deleitarnos con temas la hostia de fiesteros como “Burnin’ Bridges” o mas moñas como “Spend My Life” se desmeleno, y en “Eye to Eye” ni corto ni perezoso, se lanzo a hacer Crowd Surfing sobre la peña y no contento con eso, bajo y siguió cantando entre el publico, con la consiguiente locura general, todos tocando su melena o chocando su mano entre la mayor algarabía de toda la noche, y seguidamente, subido ya al escenario, unos acordes mágicos, los de Heaven and Hell, una excelente versión de los Black Sabbath que me encanto!! Se conoce que el amigo Slaughter tenia unas ganas locas de venir a nuestro país y se lo monto a lo grande, encima su voz no esta para nada castigada con el tiempo y sus agudos sonaron tan afinados y potentes como siempre, acompañado por una gran banda que a pesar de que no recibieron toda la atención que merecían debido al gran carisma de Slaughter, si hicieron todo lo posible por caldear el ambiente, y para el increíble fin de fiesta, nada menos que “Up All Night”… con Ted Poiley (Danger Danger), Russell Allen (Symphony X) y el impresionante vocalista de Exciter haciendo coros a lo largo del estribillo!!! Desde luego, me lo pase como un chiquillo, el tiempo voló literalmente y se hizo cortísimo el espectáculo, que fue, para mi, el mas impresionante, divertido y sorprendente de todo el fin de semana! Ojala vuelvan pronto porque estoy ansioso por ver a esta banda de nuevo con un sonido que no sea tan malo como aquella noche.

Otro cambio de tercio bien radical (como es típico en este festival jeje). De la alegría y fiesta de Slaughter a la oscuridad absoluta de los británicos My Dying Bride una banda que  fue un placer ver en el ultimo Metalway y que todavía mas fue verles aquí en Granada y es que su show fue espectacular en todos los sentidos. Desde el buen (aunque corto debido al minutaje de los temas) set list, hasta la actitud de los componentes: El grandísimo Aaron Stainthorpe con su depresión terminal, parecía al borde del suicidio en cada nota que cantaba, incluso se ahorco varias veces con el micrófono, cayo desplomado al suelo, o incluso nos deleito con llantos agónicos, la guapa bajista que no dejo de hacer headbanging en todo el concierto o el par de guitarristas que le añadieron una atmosfera mas tétrica si cabe, atmosfera a la que influyo el hecho de que estuviera ya atardeciendo y la luz ya no entraba apenas por el techo del coliseo, con lo que el espectáculo de luces que ofrecieron fue mas destacable. No tocaron ningún tema especialmente rápido, pero fueron muy equilibrados. Mi favorita como interpretación: “The Dreadful Hours”, tremenda!! Hubo momentos en los que me olvide del horrendo sonido que estábamos sufriendo, pero…

Tenían que salir a escena los Symphony X, una banda que aguardaba con muchas ganas, para volver a la triste realidad. Cuando comenzaron con “Set The World on Fire” (con la cual casi me deslomo en el ultimo trozo) estaba claro que, o cambiaban mucho las cosas, o iba a ser uno de los conciertos mas embarullados a nivel de sonido. Lo cierto es que como siempre, en este y en todos los temas, el Sr. Russell Allen estuvo absolutamente impresionante e imponente con esa erupción que sale de su garganta en forma de voz y uno tras otro iba bordando las canciones que fueron sobre todo del ultimo y genial disco: “Domination”, “The Seprent Kiss”, “Paradise Lost” (como te eche de menos en esta, Laia), la veloz “Eve of Seduction”… pero también de su colosal Divine WIngs Of Tragedy como “Of Sins and Shadows” y la bestial “Inferno (Unleash The Fire)” de su The Odyssey con la que se confirmo que su chorro de voz no tiene limite, si bien le note un poco mas frio que en el concierto de Barcelona, aunque eso si, igual de chorrero, pues no dejo de dirigirse a nosotros en castellano y hacer el capullo haciendo de todo (Y Michael Romeo de torero xD). La verdad es que es un frontman cojonudo (cuantas veces repetiría la palabra cojones xDD) que se lleva casi todo el peso del grupo en escena ya que los demás componentes están mas pendientes de sus respectivos instrumentos. A pesar de todo, no me gusto ni de lejos, como el de Barcelona, debido sobre todo, al horrible sonido que les chafo la actuación sobre todo los trozos más progresivos que sonaron como el culo. Una autentica lastima…

Ratt se presentaban por primera vez en España para cerrar el cartel Hardrockero del festival. Parece mentira que fuese su primera vez aquí después de tantísimos años de carrera pero así es. He de ser sincero, cualquiera de las bandas del mismo estilo que habían tocado ya me atraía mas que esta ultima, aun así comencé a verles con la mayor de las ilusiones. El carismático (aunque no tanto como esperaba…) vocalista salió ataviado con un sombrero y unos guantes 100% americanos, lo que hacia presagiar la autenticidad de la banda en directo (a pesar de que era al único que vestía conforme a la época). Pues bien, el concierto en general, para ser franco, me pareció algo sosete… no se si debido a las horas de tralla que llevaba a mis espaldas, o la poca animación general de la banda (salvo Stephen Pearcy que aunque no se salió, no dejo de bailotear y dar vueltas). Parecía que faltara algo que hiciera reventar el coliseo, algo que no llego en toda la noche, aunque el repertorio no estuvo nada mal, bastante centrado en su primera época como “Wanted Man”, “I’m Insane” (yo habría metido de este mismo disco “She Wants Money” por su carga de velocidad) o la normalita “Back For More” y la sorpresa que supuso “Nobody Rides Free”. Aunque no es una banda de baladas moñas, no sono absolutamente ninguna, aunque visto el parado publico, tampoco se echo de menos. El as guardado bajo manga por el Sr. Pearcy fue la pegadiza “Round and Round”, todo un hit de la banda y que, ahora si, puso al publico a cuatro patas. Lastima que esto fuese ya el final.

Es curioso lo que hizo la organización. Pusieron entradas por valor de unos 30 euros para quien quisiera presenciar solamente a los Within Temptation y contra todo pronóstico mío, el coliseo se lleno casi hasta los topes de todo tipo de gente, hasta la que parecía ajena al metal. Las cosas claras. Los de Holanda dieron un CONCIERTAZO con mayúsculas, con el mejor sonido sin duda de todo el festival (nunca entenderé esto ¿?) y una actitud totalmente afín al publico. Aunque no trajeron su espectacular y habitual decorado, las luces hicieron un papelón, y como no, la estrella de la banda, esa Sharon vestida como siempre de princesa de cuento, con una voz absolutamente maravillosa y perfecta, sin desentonar ni una sola nota y sin parar de mover esa melena, siempre con una sonrisa, siempre con esos movimientos de manos tan característicos suyos. Cierto que basaron su setlist en sus dos últimos trabajos, pero el perfecto y altísimo sonido hizo sonar como joyas “The Howling”, “Jillian (I'd Give My Heart)” o “Stand My Ground” (muy coreada, como no). Para la parte final dejaron lo mejor: Una de mis favoritas “Deceiver of Fools” o la sorprendente “The Promise” alternando con una bonita balada junto al teclista y sus dos obras maestras “Mother Earth” y “Ice Queen” con la que terminaron si no me equivoco. Pese a quien pese, uno de los mejores conciertos del festival, además continuamente presentado en perfecto castellano.

Turno ahora de Belphegor, quienes cerraron el cartel. Si me hubiesen puesto a esta banda hace tres o cuatro horas, les hubiese visto gustoso, pero a estas alturas, sinceramente, no me apetecía escuchar una música tan atroz y escandalosa así que puse pies en polvorosa hacia la tienda para dar por finalizado este increíble fin de semana. Al parecer por lo que he leído y escuché allí al día siguiente, su sonido fue tan horrible que tocaron así como media hora y se largaron. No lo pongo en duda, viendo la tónica general de todo el festival.Para finalizar, una tristísima noticia. Porque es realmente triste que este festival tan grandísimo no sea apoyado por mas gente. Luego son los mismos que se quejan de que no hay festivales, y se dejan el más original y currado de todos. Por ello, los organizadores han decidido no hacerlo más. La noticia mas deprimente que podría haber leído… pero en este país de mierda, es lo que hay, si no se trae a los típicos grupos de siempre, nadie acude. Espero que tenga más suerte allá donde se celebre, y que la gente de ese país no sea tan cerrada de mollera.


_|,,| JaviMetal (Is The Law) |,,|_

1 comentario:

  1. Adeu tio, descansa en pau que no t\'oblidarem mai

    ResponderEliminar

Si te ha gustado la crónica, estuviste allí o quieres hacer algúna corrección, ¡comenta!