viernes, 22 de agosto de 2008

El sueño cumplido: Wacken Open Air 2008 (Jueves y Viernes)

Dicen que las cosas realmente buenas no vienen enseguida, son esas que se hacen de rogar una y otra vez. Varios años son los que venia rondando por la cabeza la idea de viajar hasta Alemania para acudir al festival de heavy metal más grande de todo el mundo. Efectivamente, se podría decir que es el sueño de todo amante de esta música, un macro-evento gigantesco donde se dan cita no solo los mas variopintos estilos musicales (siempre encuadrados dentro del metal) sino también donde se reúne gente de prácticamente todo el mundo para, aunque sea por una sola vez, sentir lo que es realmente el jodido paraíso, la meca del heavy metal. El Wacken Open Air. Para mis amigos Rage, Cora y yo, el año pasado la idea empezó a materializarse, y poco a poco nos vimos metidos en el ajo, con la entrada en la mano, y un billete hacia la bonita ciudad de Hamburgo. Narrar las vivencias, sensaciones, alegrías, euforias… que nos regalo este festival (EL FESTIVAL) es completamente imposible en unas pocas líneas, esto hay que vivirlo, hay que ir allí. De todas formas, de manera resumida, intentare plasmar la grandiosidad e intensidad del Wacken 2008 en esta entrada.

El Jueves, cuando entramos en el camping empezó el alucine, cientos, miles, cientos de miles de heavys reunidos y armando bronca, gritando WACKEN y calentando motores. Aquí he de hacer un paréntesis para comentar que nos hicimos un par de colegas (hacia rato ya jeje), el Javi de Salamanca y el Pepe de Barcelona, que junto a nuestro colega Paco (heavy irreconocible en el avión, pero un autentico desfase de persona en el festival jeje). UN SALUDO PARA TODOS, MAQUINAS, espero que nos veamos pronto!!

No paso mucho rato hasta que nos infiltramos en el propio recinto y aquello… aquello fue lo que nos hizo empezar a soñar de verdad. Era inmenso, y eso que lo que era realmente el recinto donde se celebrarían los conciertos todavía estaba esperando a ser abierto el día siguiente. Como anécdota de esta primera noche, aparte de una banda llamada Sweet Savage de la que pudimos disfrutar unos minutos, descubrimos que después subiría a tocar un energúmeno llamado Mambo Kurt que parece tener cierto éxito en su país, y que no era otra cosa que un tío (solo uno) con un “Casiotone” haciendo amagos de versiones de temas heavys populares. Nos reímos un rato largo xD. Emocionados y nerviosos, nos fuimos a dormir para el día siguiente despertar llenos de energía heavy. Los “Maiden” lo valían.

Aunque Iron Maiden era el plato fuerte del Viernes, por supuesto habían otras bandas que nos sirvieron, aparte de para amenizar la espera, para pasar grandes ratos y para ir calentando motores. Por ejemplo, vimos a las Girlschool, mítica banda británica muy roquera y de vieja escuela, un concierto muy animado con versión de Motorhead (que no reconocí), y es que se notaba que había energía acumulada que quería salir. Había que tomarlo con calma. Lauren Harris fue la siguiente en salir, una chica bonita a la que le faltaban muchísimos dotes dentro del mundo del rock y solo nos supo a indiferencia ya que su voz era tan fina que apenas se distinguía entre los instrumentos. Pequeño desliz de tiempo el que nos hizo perdernos a los Airbourne, a los que nos dio bastante rabia dejar de ver. Los Avenged Sevenfold descargaban su repertorio, pero sonaban demasiado a banda americana moderna, y como no es para nada nuestro estilo, hicimos recorrido por el escenario, y un poco precipitados, entramos ya para situarnos bien para el concierto en mayúsculas de esa noche.

Mas de 100.000 personas (si si) se congregaban en el recinto, pegadas al escenario, para presenciar un concierto de Iron Maiden en una gira única en un evento especial, lo cual es decir mucho.

Que ganas de volver a ver a Steve Harris ametrallándonos con su bajo, a Dickinson volando mas que corriendo sobre el escenario, a los tres hachas a las guitarras o al loco McBrain, y mas después de la patada en los cojones que supuso para mi la suspensión del concierto en Zaragoza. No nos andemos con zarandajas, aquí el setlist, alucinante:

Intro - Churchills Speech
1. Aces High
2. 2 Minutes To Midnight
3. Revelations
4. The Trooper
5. Wasted Years
6. The Number Of The Beast
7. Run To The Hills
8. Rime Of The Ancient Mariner
9. Powerslave
10. Heaven Can Wait
11. Can I Play With Madness
12. Fear Of The Dark
13. Iron Maiden
14. Moonchild
15. Clairvoyant
16. Hallowed Be Thy Name

Empezando por ahí, y recordando que llevaron un escenario grandioso, cambiando de fondo cada tema prácticamente, junto con el Eddy momia (primero) y mas tarde el Eddy robot, con su eterna pelea con Janick Gers, nos hizo disfrutar de lo lindo. EL concierto desprendía una intensidad bestial, una gran tensión que parecía que iba a incendiarse todo. Uno de los pocos fallos, el sonido, no malo, sino demasiado bajo. Nosotros conseguimos situarnos en el lugar mas alto del recinto, pero los que estuvieran en la parte de atrás apenas lo escucharían entre el griterío de la peña. Si tuviera que elegir los mejores momentos, seria haciendo el loco en Number Of The Beast, cantando Run to the Hills (ahí empezó mi afonía), y también el poder escuchar, por primera vez en directo, los temas del Seventh Son of a Seventh Son!!!. También destacaría la épica del momento final en Hallowed Be Thy Name. Destacar un detalle muy importante. Diferencia hay de ver a Bruce cantando hace 10 años en directo que verle ahora. Increíble, es todo un titán. Por algo le llaman el hombre de la voz de hierro. Hasta los agudos más imposibles, los hace sin despeinarse, sin cortarse. Cada vez flipo mas con el, cada vez canta mejor y no se como demonios lo hará. Para terminar, todos nos íbamos de muy buen rollo escuchando a los Monty Python XD. Hasta el Sábado!


_|,,| JaviMetal (Is The Law) |,,|_

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado la crónica, estuviste allí o quieres sugerir alguna corrección, ¡comenta!