viernes, 29 de agosto de 2008

El último del verano (Leyendas del Rock 2008) SABADO 23

El sábado me levantaba con las pilas un poco recargadas, pero algo aplastado por el sofocante calor que, afortunadamente, no seria del todo cruel a lo largo del día. Paseíto por la playa (¿cuantos años hará que no pisaba una, 4 o 5?), pasada por el supermercado para adquirir productos alimenticios para sobrevivir y vuelta a la tienda a descansar un poquito mas. Con la cruel hora de apertura de puertas, supongo que no mucha gente iría a la actuación de Barbarian, a pesar de ser una banda muy mítica del thrash nacional. Yo no fui. Pero estando sentado en la tienda, algo me hizo levantar el culo. Los potentes guitarrazos de otros maestros del Thrash Metal, los enormes Angelus Apatrida. Y ya van… no se cuantas veces de verles, y las mismas exactamente de impresionarme. Que buenos son, que carácter, que virtuosismo, que temazos, que actitud!! Ojala esta banda se haga tan grande como para en un futuro coger referencias dentro del estilo, porque ver en directo temas como Versus The World, Fuck You (del primer disco), Corruption, Free your Soul, Energy,  y sobre todo Give 'Em War, y la que sirvió para cerrar, Thrash Attack son una verdadera demostración de poder, te guste mas o menos el estilo, ¡no puedes negar que son imparables estos albaceteños!

Mr. Rock es una banda que ya tuve la ocasión de ver en el primer Leyendas del Rock. En aquella ocasión, no recuerdo si llegaron a tocar algún tema de cosecha propia, pero recuerdo que fue una banda de versiones de bandas de rock / hard rock con letras adaptadas al castellano. En esta ocasión recuerdo un par: Fool for your Loving (Whitesnake) y Alíate (Sobredosis) en la que salió a colaborar Tete Novoa de Saratoga. En esta actuación si nos deleitaron con bastantes temas propios y fue una grata sorpresa, porque sonaban de puta madre, muy rockeros y también melódicos, desconozco si tienen algún disco o no, pero deberían sacar uno con esos buenos temas que nos mostraron.

Con Azrael el calor seguía machacando. Y a pesar de que los tíos tocaban de lujo, solo vi un par de temas llamados Sacrificio y El Fugitivo. Había que elegir una banda para comer y esta fue esa banda, puesto que además no llegaron a calarme mucho, tal vez por el desconocimiento de sus temas. Otra vez, por cierto, me volví a perder a los 3 Inches Of Blood que se le va a hacer, aunque su propuesta de Power Metal es bastante original, con un vocalista heavy a lo Ralph Scheeper y otro con voz mas gutural. Mas tarde el vocalista saldría a colaborar con una banda, pero me falla la memoria y no recuerdo cual fue xD.

Ya con la panza llena, llegaría una de las mas brillantes actuaciones del día, la de los asturianos Avalanch. Una vez mas, un autentico placer, el problema es que con 50 minutos... pues no pudieron dar mas de si, la verdad. Así y todo, atacaron pisando fuerte con los mismos temas que tocaron en Lorca (eso si, con un sonido infinitamente mejor que allí) esto es: Ángel de la Muerte, que esta vez si que pude disfrutar como se merece, y  junto a Pies de Barro, Caminar sobre el Agua y la brutal  Prisión de Marfil conformaron el setlist de su ultimo y fantástico CD. Para el resto quedo Xana como único tema del “Ángel Caído” y las bestiales Semilla de Rencor, Lagrimas Negras (como disfruto dejándome la voz con estos dos pedazo de temas jeje), La Otra Cara de la Luna como balada del concierto o una vez mas, la sorprendente Torquemada cantada en la tonalidad original. No dejo de alucinar con ellos. Y es que Ramón ya no es “el nuevo”, este tío se carga el peso de la banda a las espaldas y la lanza, musicalmente hablando, mucho mas lejos de lo que nunca llegaron antes. Es bueno en tono medio, en tono gutural y en tonos altos, es un monstruo y cada día me gusta mas su estilo, yo que fui de los que desconfiaron de el en su momento, hoy en día no lo cambiaria por ningún otro vocalista. Un valor seguro en concierto.

Tras la brillante actuación de Avalanch, los Lujuria. Otros que tal. Que buenos que son estos tíos xD. Súper heavys, y súper divertidos a la vez, anda que me reí con ellos. Y es que Oscar se sale literalmente. Como vocalista, no es nada del otro mundo aunque cumple, pero como frontman es de lo mejor que se puede ver. Además, siempre nos esta recordando que ser heavy es un don, y no ser un apestado socialmente, se nota que lo lleva muy dentro. El concierto sirvió un poco para presentar su último disco, del que toco varios temas, destacando el de Las Tigresas Blancas. También destaco del concierto su preciosa balada Cadena Perpetua Lejos De Ti, que creo que nos emociono un poco a todos y como no, sus mejores armas: Estrella del Porno, y su grandísima Corazón De Heavy Metal para terminar en gloria.

Gran nostalgia me invadía cuando estaba al pie del cañón para ver a los Leize. Nostalgia de esa época gamberra, anárquica y fumeta… que tiempos tan grandes aquellos... Rock urbano, punk rock, rock de calle, llámalo como quieras, pero para mi fue un concierto especial, a pesar de que no fui el mayor fan de esta banda, si me trajeron estos gratos recuerdos. Lo único que vi un poco flojillo es que les faltaba un poco de energía a los dos guitarristas de la banda (el bajista se movía como un loco de aquí para allá) Aquí dejo algunos de los temas que tocaron para los mas nostálgicos: Absurdo, Muros, Devorando las Calles, Futuro para Mi, Buscando… Mirando, A Tu Lado, Acosándome, Noche de Ronda, Todo por el Suelo, junto con un par de buenos temas del nuevo disco que sonaban muy a Leize.

Y si en este anterior concierto fue tralla lo único que eche en falta, no sabia lo que se avecinaba. El huracán Exodus apunto para arrasarlo todo. Y no exagero. Estos locos han de ser vistos en directo para poder apreciar toda su rabia. Incluso va un mundo del estudio al directo. Su actuación fue pluscuamperfecta, a pesar de que la mayoría de temas que tocaron fueron de la nueva época, eso no influyo para que el público no desparramase a más no poder. El vocalista tiene ansia de sangre y por ello hace perrerías con el público, incita a la guerra, a matar. Pura rabia, de la que va bien desahogar de vez en cuando. Quizá su actuación no me pareció tan redonda como en Wacken, pero para mí, fue de las mejores de todo el festival, muy superior a la de Kreator.

Ya para Sobredosis el cuerpo empezaba a pedir un poco de clemencia. Suerte que el Cheli y compañía habían cargado el maletero con cerveza y pasamos un buen rato fuera del recinto. Cuando volvimos, estaban descargando ya Alíate, su himno y ultimo tema de esa actuación, pero por lo que vi estaban en muy buena forma, sobre todo su vocalista, tanto físicamente como vocalmente. Espero verles pronto con más tranquilidad y fuerzas.

La verdad es que a priori los Tokio Blade no me interesaban ninguna barbaridad, puesto que a pesar de ser una banda muy conocida de la NWOBHM yo apenas les había escuchado. Cuando empezó, no le vi mucho futuro al bolo, salieron bastante apáticos y repitiendo mil y una veces: ¡¡We are Tokio Tales!! Pero por mucho que lo intentaban, no les conocía mucha gente y el aforo era reducido. Las pintas que llevaban eran muy modernas y mediocres, de andar por casa. No me gusta nada esta actitud. A pesar de todo y por suerte, la cosa se fue animando, metiendo cantidad de temas de su “Night Of The Blade” (el único disco que conozco) como la propia Night Of The Blade, Lightning Srtikes, o la que acabo de animar la noche: If Heaven is Hell. Destacar, por cierto y al contrario de lo que pasa en muchas de estas bandas que “vuelven” el gran estado vocal de su cantante, a pesar de algún gallo que otro.

Panzer fue la banda elegida para ir a comer un bocado a la tienda, me quedé con curiosidad, porque al parecer era la formación completamente original, pero no se puede ver todo, la próxima vez será. Es lo malo que tiene el sistema de dos escenarios y no dar tregua entre banda y banda.

Y en el momento en que terminaron Tokyo Blade, llegaba, señores, el momento más esperado de toda la noche y de todo el festival para mí. Los UFO de Phill Mogg y Pete Way. Que grandes, que enormes. Que elegancia cuando comenzaron, todos en sus puestos con Mother Mary dando caña a su manera con excelente clasicismo. Dicho sea que yo habría elegido otra para empezar, otra mas clásica como por ejemplo Only you Can Rock Me que tocarían mas tarde con gran acierto. Llegados a este punto, me di cuenta de que monstruo estaba a la guitarra solista. Nada mas, y nada menos que el grandísimo Vinnie Moore, un autentico dueño de las cuerdas. Verle fue de los mas impresionante de todo el festival, como se come la guitarra, parece que se aburre, que ya no sabe ni que hacer, como domina… Impresionante, lo dicho. Otro de los momentos cumbres de la noche fue la preciosa Love to Love, cantada con el soul que solo Phil Mogg tiene en sus entrañas. Entre clásicos como la gran Lights Out, fueron alternaron temas menos populares, pero estaba claro lo que la gente quería escuchar, por ejemplo, Too Hot To Handle fue de las mas movidas y coreadas. Llego Rock Bottom y con ella, la polémica. Voy a insistir en que Vinnie Moore es uno de los mejores guitarristas de la historia del rock. También hago hincapié en que a mi personalmente, los solos largos e improvisados me alucinan. Pero esto fue demasiado. Más de 10 minutos de solo para el lucimiento del Sr. Moore, que sinceramente fueron cojonudos, yo hasta me reía de lo animal que es el tío. Pero se les fue de las manos, y esto fue lo peor del concierto, porque tal y como termino el tema, adiós muy buenas. ¿¿¿Y el Doctor Doctor??? Pues quien sabe, en el fondo del mar quizá, desde luego en el setlist, no. Y esto mosqueo un poco al personal. Sabor mas dulce que agrio de un concierto en el que faltaron muchos clásicos.

Después del buen concierto de UFO, fui a presenciar a otra banda mítica, esperando que su actuación fuese al menos tan buena como la de estos últimos. La impresión que me dio es que Ángeles del Infierno siguen en la brecha, pero los años hacen estragos. Los temas mas modernos salen mejor parados, pero la voz de Juan Gallardo no es si no una sombra de lo que fue, y aunque sale victorioso de temas como: Rocker, Sombras En La Oscuridad, El Principio Del Fin, Es Un Pacto Con El Diablo, Joven Para Morir, o Con Las Botas Puestas,  cada vez le cuesta mas y mas llegar a tonos mas altos. Las baladitas elegidas para la ocasión fueron Al Otro Lado Del Silencio, y Pensando En Ti. Muchos me apedrearán, pero siempre he considerado las baladas de Angeles del Infierno un tanto pop y moñas aunque para gustos colores. Prisionero fue de las que más me gusto de todo el concierto, así como la cañerisima Fuera De La Ley. El final prometía ser apoteósico con 666, A Cara o Cruz y Maldito sea tu Nombre, pero un fallo técnico lo mando todo a tomar por el culo, y las canciones se tocaron, si, pero a medias. Otro concierto con sabor agridulce.

Sinceramente, yo ya no podía aguantar más. Quedaban tres bandas para terminar definitivamente el festival, pero me ardían los pies y me daban calambres las piernas. Aun así, y aunque era mala hora para tocar, hay bandas que se que nunca me van a defraudar. Y Saxon con la de veces que han venido, no lo hizo. Lo que no me gusto, y no me gusta nunca, es que empezaran con una del nuevo disco que apenas la conocía nadie, esto no ayuda a levantar los ánimos. Pero irremediablemente los clásicos empezaron a caer,747 (Strangers In the Night) y Wheels Of Steel abrieron fuego sonando demoledoras y a decir verdad el set list fue mucho mas cañero de lo que me esperaba en un primer momento, por suerte, ya que empezaron muy tranquilos, haciendo largas pausas entre las canciones. Mi favorita Heavy Metal Thunder no tardo en sonar y hice todo lo que pude para acabar de machacar mi voz, To Hell And Back Again sonó genial, y que decir de Strong Arm Of The Law otra de mis favoritas, además muy cantada por la peña, Crusader  tampoco se hizo mucho de rogar, tenia que aparecer tarde o temprano igual que su himno mas conocido, la fabulosa Princess Of The Night. Salvo Denim and Leader o Never Surrender, las canciones más típicas de Saxon sonaron esa noche. No les hace falta retocar el setlist, puesto que, salvo alguna que casi nunca tocan y me encanta como The Power and The Glory, suele ser redondo.

Nada más y nada menos que unas 20 bandas me trague en todo el festival, algunas de ellas medio sufriendo a causa del insultante calor que hacía, con una calidad general de sonido medianilla en general (el equipo de sonido parecía de juguete por el escaso volumen). Cuando terminaron los ingleses, me arrastre sin fuerzas hacia la tienda, había que reponer todas las fuerzas posibles para el camino de vuelta. Fantástico, Leyendas del Rock, ¡nos volveremos a ver!


_|,,| JaviMetal (Is The Law) |,,|_

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado la crónica, estuviste allí o quieres hacer algúna corrección, ¡comenta!