viernes, 24 de julio de 2009

Reyes Del Metal (ManOwaR, Metalway 2009, Zaragoza, Sábado 27 de Junio del 2009)

Pues sí, amantes del metal. Como ya dije en la crónica del sábado de este Metalway 2009, finalmente nos hallábamos en buena posición para, por fin, poder adentrarnos en la batalla final, sin duda el momento mas esperado de todo el festival (y de todo el año, que cojones). Cerca, muy cerca del escenario, sobre la parte derecha, casi pudiendo llegar de un salto a las vallas. Todos coincidíamos: este tenia que ser el concierto definitivo, todos mis colegas de festival estaban allí y todos éramos una gran piña: la armada de los inmortales, dispuestos a sudar y disfrutar de lo que supone un concierto de los reyes del metal: ManOwaR. Mucha tensión y ganas de que salieran del escenario, mucho tiempo esperando este triunfal momento, concretamente 4 años, desde la ultima vez que vinieron a España. Si, aquella fue una ocasión gloriosa, un conciertazo como la copa de un pino, y un referente para saber que esta vez, volverían a triunfar y a comerse a absolutamente todas las bandas del cartel. Sin embargo…  todo esto eran pensamientos, palabras que en si no valen nada. Y no valen nada, porque realmente, nadie tenia ni la mas remota idea de lo que esa noche iba a tener lugar sobre el escenario, todo puras especulaciones, tanto buenas como negativas.

El momento se acercaba, unos minutitos de retraso, una impaciencia que se podía palpar… y de repente… luces fuera. Focos con luces rojas como único alumbrado, y un mensaje del propio Joey DeMaio que utilizan desde hace poco para antes de su clásica introducción instrumental, avisando a los seguidores del falso metal, lloronas y cagones que abandonaran la pista antes de que fuese demasiado tarde. La casi agónica tensión en su punto máximo. De repente, comienza su intro, y no puedo describir con palabras el subidón, la alegría, los pelos de punta, los nervios destrozados, el corazón a 1000…

Una música maravillosa y evocadora, épica a mas no poder, imposible no dejarse llevar por ella, hasta que de repente, un estallido, luces a tope, y la típica frase con la que siempre abren sus conciertos, y como no, otro estallido de luz para que comience Manowar, saliendo a escena el gran Joey DeMaio junto a Karl Logan, ambos en primera línea, abriendo fuego, apuntando sus armas al cielo, recibidos como dioses en el mismísimo Valhalla. Y tras la enorme batería, una sorpresa, no era Scott Columbus quien estaba, ni Rhino, sino otra apisonadora llamada Donnie Hamzik, que no es ni más ni menos el primer batería de ManOwaR, el que grabó el legendario Battle Hymns. Segundos después, Eric Adam, posiblemente la mejor voz de la historia del metal, hace su entrada estelar entonando maravillosamente las primeras estrofas de la canción, recorriendo el escenario, encargándose de que todos los que estábamos allí moviésemos el culo, y es que, como dice la propia letra, solo los fuertes sobreviven, y los que sobrevivan a un concierto de ManOwaR, siempre se pondrán de su parte. Y ya esta… solo con esta desmesurada demostración de poder ya callaron las voces que les ridiculizan y los vilipendian, callaron a todos los comemierda y chupapollas que dicen que ManOwaR están acabados, limpiándose el culo con sus palabras tan solo con escasos 5 minutos de concierto. Y ya se intuía desde un principio que venían a arrasar, con una potencia de sonido insultantemente alta, ensordecedora, pero lo que marca la diferencia con otras bandas, una claridad cristalina, cada toque de cuerda de Karl o Joey, cada aliento de Eric podía escucharse con total luminosidad. Y tanto que venían a arrasar. Tras las tres silabas Ma No War, directamente entran a trapo con Blood Of My Enemies increíble, veloz, machacante, sin la parte inicial, y con Eric Adam deslumbrante en tonos altísimos, haciendo verdaderas virguerías con su voz, una voz que ha madurado mucho y sabe sacarle partido como nadie, sabiendo transmitir perfectamente la agresividad y orgullo de la letra del tema. Y no solo eso, es todo el poder, la presencia y el respeto que se hace merecer sobre el escenario, metiéndose al publico en el bolsillo de primeras, con gestos que solo el puede hacer de esa forma, nadie puede imitar su porte en directo ni aunque lo intente. Seguidamente, Hand Of Doom, temazo impresionante de su infravalorado "Warriors Of The World". Es la primera vez que la veía en directo, por lo que fue todo un sorpresón, y no dejaron tregua. Potentísima y atronadora en su parte inicial y mas mística en su parte media, con un estribillo que coreo absolutamente todo el mundo de forma ensordecedora. Protagonismo esta vez para Donnie, quien, a pesar de no tener la brutal pegada de Scott, no nos engañemos, es un batería que imprime mucha energía y dinamismo a los temas y tampoco es que ande falto de técnica. Y también parecía enloquecer con el propio concierto, había que ver como aporreaba los tambores. Cuando Joey comenzó a tocar el ritmo con su bajo, todos sabíamos ya que la siguiente en caer seria Brothers Of Metal, un tema aparentemente simple en lo musical (salvo el espectacular solo de Karl Logan con su negra guitarra exclusiva y guapísima), pero que provoca mucha adicción, nos hace sentir mucho mas unidos a los fans de ManOwaR y en directo me parece una idea perfecta que lo toquen, pues es una canción que puede dar mucha participación en los trozos de coros al publico, que a estas alturas, andaba mas enloquecido que nunca.

Sin descanso, nada de solos alargados ni parafernalia, a todo trapo como he dicho al principio, casi empalmaron con este ultimo tema la bestial Call To Arms, de  nuevo de su "Warriors of the World", un tema que a mi me parece de lo mejor de su historia, contundente y épica, en la que Eric se salió literalmente, mirándonos con sus fríos ojos mientras pronunciaba esas frases que solo el puede pronunciar de esa forma tan avasallante, y es que nos encontramos, una vez mas, ante una letra muy orgullosa y agresiva que transmite mucho. Y su agudo final, se nos clavo en los tímpanos amenazando con destrozarlos, que potencia, que fuerza, dios, son detalles que yo no olvidare nunca. El cansancio, que en esos momentos debería estar haciendo flaquear las fuerzas, no podía ni por asomo con la pasión con la que estaba viviendo el concierto. Vaya 5 temas para comenzar, y sin un puto minuto para respirar. ¿Qué seria lo adecuado ahora? Eric nos aseguró que todos conocíamos su letra. Pues efectivamente, Heart Of Steel, para mi, su mejor balada, una de sus mejores letras que han escrito, de las que mas me levantan el animo siempre. Un tema lento y muy emotivo, con piano en primera línea, que solo con dos notas ya ha conseguido que se te ponga el estomago al revés, uno de los momentos mas mágicos del concierto para mi y para todo el mundo, no había nadie en este momento que no estuviera cantando el estribillo con el corazón en un puño. Hasta el propio Eric nos aplaudió. Tan solo el teclista sobre el escenario y Joey y Karl en segunda fila, esperando su momento. Todo el mundo se rindió a sus pies, era SU NOCHE, por eso eran los cabezas de cartel del festival, por delante de todas las bandas, porque ha de ser así y así fue.

Y como tenían mucho tiempo por delante… ¿Por qué no tocar dos de los mejores temas de su ultima joya, Gods Of Metal? Pues eso. Sleipnir, con ese potente doble bombo entre un medio y rápido tiempo comenzó el tema como si del caballo de ocho patas de Odín, Sleipnir, trotando, se tratase. Y la verdad, tenia mis dudas de si Eric podría o no llegar a los tonos altos del estribillo con voz limpia y sin utilizar falsete, pues es una tarea harto complicada, hasta entonces, subiendo poco a poco de tono hasta llegar él, acariciando la música que le rodeaba, y… como pude dudarlo, sin despeinarse cantó hasta la ultima nota con una entonación perfecta y sobrado de potencia. Decir que esta en su mejor momento es mentir. Pero decir que esta en el momento donde mejor partido sabe sacarle a su voz, es una verdad como un templo. El otro tema al que me refería es Loki – God Of Fire, un tema tan directo o mas que el anterior, algo mas rockera, con unas guitarras llenas de poder y Karl encargándose de hacérnoslo llegar, sobre todo con el solo, que le salió bordadísimo, valiéndole unos momentos de protagonismo absoluto, y la voz de Eric por todo lo alto, incluso empezando con un desgarrador agudo, y cantando toda la canción incluso los trozos mas agudos, de forma además espectacular, parece que a estas alturas no exista lo que este hombre pueda cantar con su voz. Y si alguien tiene alguna duda, es que nunca ha estado en primera línea, sintiendo cada alarido. Y puestos a ponerse un poco mas rockeros, lo ideal es el siguiente trallazo, King Of Metal, tal vez la canción mas definitoria de la banda, mas chula y vacilona, con el martillo de Thor golpeando en cada estribillo de la mano de Donnie, ¡¡¡y todo el mundo dejándose las gargantas en frases como Kings Of Metal!!! Kick Your Ass!!! Manowar Kill!!!... bestial en disco, pero incluso mejor en directo gracias a la participación y devoción de sus seguidores, nosotros.

Pero sin un pequeño discurso de Joey DeMaio y su pequeño solo y momento para su lucimiento personal, un concierto de los Kings Of Metal no seria tal, y esta no iba a ser una excepción. En su discurso, todo en un español mas que aceptable y entendible, comento que los fans de ManOwaR somos cojonudos y mucho mejores que los fans (normalitos) de otras bandas (normalitas) a quienes no les gustan ellos. La verdad, lo tomes en serio o no, siempre es un momento divertido. Siempre tiene que haber algún payasete, que intento callarlo, pero naturalmente Joey se paso sus palabras, literalmente, por los huevos. Tras un pequeño solo de bajo, con Joey como único protagonista, con una vestimenta guapísima (si, la de siempre, pero guapísima) y una chulería desmesurada, vino lo realmente especial del momento, cuando invitaron a que algún fan se subiera al escenario a tocar The Gods Made Heavy Metal con ellos. Al final subió un elegido, que tuvo dos cojones como dos melones para plantarse allí y dejarnos boquiabiertos con un espectacular solo y buena técnica, tocado con la guitarra de Karl, que posteriormente le regalaron, firmada por todos los miembros de la banda. Él solito se encargo de vivir el sueño que muchos fans acérrimos de ManOwaR no podemos ni imaginar. Imagino que tocar codo con codo con Karl tiene que ser algo increíble, una utopía. Demostraron una vez mas con este autentico temazo que los únicos dioses que había allí esa noche eran ellos. Los dioses crearon el Heavy Metal, y les encomendaron que tocaran más alto que el infierno. Así dice la canción, y así lo hicieron, lo hacen y lo  harán siempre.

Y por si todavía quedaba alguien medio dormido después del interludio, cosa que dudo, con la potencia a la que sonaba todo y después de un temazo como el anterior, los primeros riffs del siguiente tema fueron perfectamente reconocibles en pocos segundos, otro sorpresón en el setlist, macarra y chula, Fast Taker!!! Nunca pensé que fuese a vivir este tema en directo, así que me deje las vertebras disfrutando con él. Hubo que verlo. Fue un autentico torbellino arrasador, la guitarra / bajo creaban una muralla sónica impresionante, un 10 para Joey pero sobre todo para Karl, y además, un placer poder verla tocada por el batería original, rápida y potente, sin omitir detalle, y la zona por la que me encontraba se convirtió de nuevo en una maraña de puños en alto y saltos hasta el cielo, aunque quizá pillo un poco descolocados a los fans mas jóvenes de la banda (aunque jóvenes había mas bien pocos). Y a pesar de que esta un pelín bajada de tono, excelente trabajo de Eric, como no, como cantante y como frontman. Empalmada, comenzó a sonar la batería aporreada por Donnie con los primeros compases del Warriors Of The World (y ya van 3 de este disco) otro tema que en directo da para mucho, y que gracias a su atmosfera y su letra, es pura adrenalina, machacona y con muchísima personalidad, un tema que va en crescendo del comienzo hasta el final hasta alcanzar el clímax final, ganando fuerza y agresividad, que se ha convertido por derecho propio en un clásico ya de la banda, infalible en concierto, con frases impagables como (traduzco): Quien sueña con ser un rey, primero uno ha de ser un hombre (tocada de pelotas incluida por parte de Eric). Además, al principio de la canción le pusieron un reverb a la voz que quedó de puta madre, cosa que también hicieron en la parte del medio, muy emotiva.

Como durante casi todo el concierto (para que luego algunos gilipollas digan que hicieron media hora entre tema y tema) empalmaron esta última con Kill WIth Power, arrasando con todo ya desde el principio, con doble bombo a toda hostia y un Eric desgañitándose a gritos llenos de rabia. Quien haya visto esta canción en directo ya sabe a lo que me refiero, y gracias al maravilloso sonido que lo embargaba todo (no me cansare de decirlo, sonido MARAVILLOSO, nada que ver con las otras bandas) le sumó varios puntos mas de potencia y cólera. Y quizá el solo sea también uno de los mas virtuosos que han escrito nunca, ¡¡estuvo de miedo!! Teniendo a Karl encargado de las seis cuerdas… ¿para que otro guitarrista? Todo lo puede, aunque esta vez no hubo solo a su cargo y no pudo lucirse tanto como en otras ocasiones.

Pequeñísimo descanso para recuperar un 1% de energía, lo justo para respirar, volvían a la carga con uno de los temas mas emblemáticos del heavy metal en general, y tal como me comentaban muchos colegas que nunca habían visto nunca a ManOwaR, era de las que mas ansias tenían por ver. El simple hecho de gritar a pulmón el Hail and Kill ya es mas que motivo suficiente para querer vivir lo que este tema significa, todo un estandarte de ideales, aclamar y matar, un autentica avalancha de actitud y autenticidad, ESTO es heavy metal, autentico, con carisma, que transmite fuerza y pasión, no la basura moderna que se hace llamar “metal” y viene tirando de asquerosas modas de mierda. Dejaron un pequeño momento para que el público disfrutáramos de gritar ¡¡Hail!! ¡¡Hail!! ¡¡¡Hail and Kill!!! Para luego volver Eric y su infinita voz, con casi ya una hora y tres cuartos de concierto, cualquier vocalista empezaría a resentirse, pero no él, conservando frescura y fortaleza, pura ira al cantar las partes mas feroces. Todo un puñetazo en la cara de los que duelen después de tanto tiempo de tralla y más tralla. Otra patada en la boca a los que dicen que ManOwaR se han amansado.

Llegó el pequeño espectáculo que desarrollan Karl y Joey luchando con sus instrumentos y en el que este último destroza las cuerdas del bajo (y ofrece a las tías mas macizas de primera fila) al mismo tiempo que emite ruidos imposibles con el bajo.

Pero yo sabia que no podían irse así, sin despedirse de un publico que tanto les había apoyado y arropado durante las casi dos horas ya de concierto, que había sudado y luchado con ellos en esta inolvidable batalla campal.

No se si llamaría sorpresa al Battle Hymns, el penúltimo tema de la noche, que cayó a continuación, pero lo cierto es que me cayó como un regalo del cielo, a mi lado, hordas de fans gritando y cantando, emocionadísimos. Y creo que ha tenido mucho que ver el hecho de tener a Donnie a la batería con que metan temas que no suelen tocar en directo como Fast Taker o esta apoteósica Battle Hymns. Si es así, ha sido un autentico placer, porque además a estas alturas, no veáis como seguía maltratando la batería, y con que energía. A nuestro frente, Eric con dos cojones, entonando el himno de guerra (nunca mejor dicho) con una solidez envidiable, con una voz incansable, y con unos agudos desgarradores y asesinos. Tras la increíble parte lenta, en la que todos colaboramos muy intensamente y emocionados, resurgió con un grito todavía mas feroz.

Y solo los que lo habíamos visto en video, sabíamos que el final estaba cerca, y no iba a ser un final cualquiera. Entre mis tres temas favoritos de la banda, se encuentra uno que es puro arte y hecho música, pura emotividad. Y este mismo año ha sido regrabado para el EP “Thunder in the Sky” explícitamente para, nada mas y nada menos, tocarla en directo. Ese tema es The Crown and the Ring. Aun teniendo la idea de que la iban a interpretar, no podéis imaginar el subidón de adrenalina cuando comenzaron a sonar los primeros teclados. El ambiente se hizo épico. Y se hizo la voz de nuevo. Tal como la escuchamos en disco, sonó divina y colosal, embriagadora, todo Metalway se puso a sus pies. Mientras cientos de espectaculares fuegos artificiales y palmeras de fuego inundaban el fuego, de rodillas y con el puño en el pecho, apenas pude cantar algunas estrofas de la canción, la emoción era insoportable y no me avergüenza decir que a partir de “I’ll see you again when I die” lloré como un niño por primera vez en un concierto, sabiendo y sintiendo que había sido sin duda el mejor de toda mi vida, que eso no volvería a repetirse hasta que los reyes del metal volvieran a pisar tierras españolas. Si alguien no ha escuchado este tema nunca, no sabe de lo que hablo. Como yo había decenas, que no pudieron contener las lágrimas ante un tema tan épico, brutalmente nostálgico y emotivo a partes iguales y cantado con un sentimiento que solo Eric puede imprimir.

Mientras me alejaba del escenario, no me podía quitar de la cabeza la grandiosidad de aquel último momento, el mejor de todo el festival, y las caras de la gente, alegres y tristes como nunca. Mucha gente coincidió conmigo en opinar que fue lo más mastodóntico que habían visto en su vida. Siempre han sido, son y serán para siempre, los inmortales reyes del metal. Le pese a quien le pese. ¡¡¡HAIL, KINGS OF METAL!!!

La noche no terminó ahí... bueno, mas bien no termino, porque debido a la temprana hora de salida del autobus TIPO, decidimos no dormir, porque dormir para nada es tonteria. Y ni cortos ni perezosos, Dani y yo nos fuimos a buscar birra para volver al camping y acabar la noche en multitud, con toda la peña reunida que tan cojonudamente lo habiamos pasado todo el fin de semana apenas conocernos. Si, esa noche fuimos nosotros los que dimos por el culo al resto del camping, ¿y que? Siempre me ha tocado aguantar a algun retrasado mental gritando, poniendo musica a toda hostia o con la moto por dentro del camping, pues ya esta, esta vez eramos nosotros los ruidosos. Y lo pasamos de vicio. Gritando de todo y a todos ¡¡¡¡I WANNA ROCK!!!! ¡¡¡ROCK!!! Una pasada de final de festival, la peña mas divertida con la que he compartido concierto. No puedo despedir la cronica sin darles las gracias a todos: Parrian, Angel, Julián, Dani, David, Sonia, Santi, Ferran.... uf, cuanto nombre, con lo malo que soy para estas cosas... se que se me olvida gente y lo siento, pero todos los que estuvisteis alli liandola con nuestro querido monton de basura o con el carro de la compra, sabeis quien sois de sobra, y al igual que yo, dificilmente olvidareis aquella noche. Os estoy echando mucho de menos... ¡¡hasta la proxima fiestaza que nos peguemos en Alicante!! Un abrazo a todos, ¡¡¡soys la ostia!!!


_|,,| JaviMetal (Is The Law) |,,|_

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado la crónica, estuviste allí o quieres hacer algúna corrección, ¡comenta!