martes, 15 de diciembre de 2009

Desde las alturas... (Rammstein, 12-Nov-09, Pavelló Olimpic de Badalona)

Y si, colegas, habéis leído bien. Más de uno quedara sorprendido al leer en este mi espacio una crónica de Rammstein, una banda que se aleja casi por completo de mis gustos, más metaleros y más clásicos. No he de negar que en principio la idea no me apasionaba en absoluto, aunque dos factores finalmente hicieron que asistiese al evento. El principal fue ejercer de acompañante de mi novia, porque aunque a mi, como digo, no me dice mucho la banda, a ella se que le gustan bastante. Y el fue el factor espectáculo, sabía que iba a ser un concierto en el que en este aspecto no iba a defraudar en absoluto, teniendo fama de ser una de las bandas mas espectaculares en directo hoy por hoy. Así que bueno, al final hicimos camino hasta (una vez mas y ya van….) el Pavelló Olimpic de Badalona para ver si realmente iba a ser un buen concierto, si esa fama anteriormente mencionada estaba justificada o simplemente era todo una farsa teatral.

La primera anécdota sucedió nada mas intentar entrar en el recinto. Pecamos de confiados, y cuando estábamos frente a la puerta, un gorila nos prohibió el paso, alegando que esa zona ya estaba a reventar y no cabía ni un alfiler. Dudando de su palabra, nos tuvimos que subir hasta nada más y nada menos que la tercera (y última) grada, para tener que ver desde allí, por fuerza, todo el concierto. Al mismo tiempo, nos dimos cuenta de que el segurata no se estaba tirando un farol, y todas, absolutamente todas las sillas… y ya no sillas, sino todo el espacio vital estaba completamente ocupado. Resignados, nos agenciamos unos asientos tal como pudimos, y esperamos allí hasta que empezara el plato fuerte de la noche.

Mientras tanto, con un volumen terrible y un sonido totalmente aturrullado, descargaban los teloneros, unos tales Combichrist que según me consta tras haber leído algo, gozan de cierto éxito y admiración por parte de ciertos círculos a los que le gusta la música electrónica, pero lo que es a mi, me parecieron  una autentica pesadilla semi-bakalao, con unas pintas horribles y una “música” ruidosa y espantosa que no tenia absolutamente nada que ver con el metal… insoportables… por lo que únicamente estaba deseando que terminaran ya de una vez y poder liberar a mis oídos de tan inhumana tortura. Cuando mirabas hacia abajo, aquello en vez de un concierto de rock parecía la puta Pachá de Ibiza. Ya he expresado mi opinión, no voy a malgastar más espacio y  tiempo escribiendo sobre ellos. Tras esto, Rammstein iba a parecer música celestial xD. Y por fin, tras retirarse los teloneros (con lo que la gente se lo paso de miedo, dándome a entender sus gustos musicales…) y tras un periodo de tiempo dedicado a montar el tremendo escenario, con una puntualidad realmente pasmosa (ni un minuto más, ni un minuto menos) salieron al escenario los teutones a los que todo el mundo esperaba aquella noche, los archiconocidos Rammstein. Y realmente, no se como se escucharía aquello desde las primeras filas de abajo, pero desde luego, desde donde nosotros estábamos, bastante mal. Sonido alto, altísimo, pero muy embarullado, demasiado sucio y distorsionado, hicieron que los primeros temas de la noche, que fueron de su ultimo CD (Rammlied y B********) no se apreciaran demasiado bien. La banda, obviamente vino a presentar su nuevo disco “Liebe ist für alle da” de este mismo año 2009 y por lo tanto nos ofreció muchos de sus temas, demasiados para mi opinión y la de mucha gente, pero que a la vez le dio un aire distinto al concierto (para bien o para mal).

Elespectáculo no se hizo esperar. Lo único que se echo en falta, inesperadamente, fueron dos buenas pantallas a los lados del escenario para que los que estábamos más lejos pudiéramos apreciar mas detalles. Pero el resto, pura dinamita. Explosiones bestiales, fuegos por doquier, gigantescos focos de luz, todo tipo de efectos visuales… en este aspecto, desde luego, no puedo negar que es posiblemente, junto al de AC/DC, el concierto mas espectacular que he visto en mi vida, y eso hizo mella positivamente entre los ánimos de la gente, que cada vez se volvía mas loca. Pero no fue hasta la interpretación del trallazo Feuer Frei! Cuando el ambiente acabo de caldearse, en doble sentido, por el tema, y por las llamaradas que salían de todo el escenario hasta literalmente tocar el techo. A nivel de actuación, la banda estuvo a buen nivel, consiguiendo ajetrear a todo el mundo, pero me dio la impresión de que fueron demasiado fríos. Saludaron al entrar, al irse, y poco más. No hubo momento para ningún acercamiento verbal al publico, tan solo tocaron, cumplieron, y marcharon. Eso si, que nadie me malinterprete, la actuación en ningún momento estuvo carente de pasión por su parte, seis tíos en el escenario sin parar de moverse con pintas que por momentos daban la impresión de ser una mezcla entre futuristas y pueblerinas xD siempre con cierto aire de cachondeo. Especialmente  imparable estuvieron los guitarristas, que no pararon de moverse ni un segundo.

El concierto siguió su curso, intercalando temas viejos con temas del ultimo disco casi de forma matemática, lo que unido al largo apagón que hubo en el pabellón, no terminó de encender de nuevo al publico. Por suerte, problemillas aparte, llegábamos a la recta final y a la hora de exprimir los temas más conocidos de la banda. Simplemente el comienzo de su mítico (y sobrevalorado, en mi opinión) tema Du Hast, ya fue suficiente para hacer reventar literalmente a la peña en forma de gritos y saltos como si estuviesen poseídos. Fue a partir de aquí (o poco antes) donde el espectáculo adquirió su máximo esplendor, desde meter al teclista en una bañera tras una divertirá persecución y tirarle todo tipo de fuegos artificiales (para luego este salir intacto de allí), hasta sacar una barca hinchable, donde el mismo teclista si no me equivoco, navegaría literalmente por encima de todo el publico ayudado por la marea humana que estos constituían hasta volver al escenario. Por supuesto no puedo dejar de mencionar el momento en que una explosión desde el techo del escenario hizo caer decenas de muñecas desmembradas y sus partes, lo que acabo de dar al concierto ese aire decadente y lúgubre que caracteriza a la banda. No podía faltar el single del último disco, Pussy, que junto al video, ha montado una gran polémica (que era seguramente lo que ellos buscaban). Sonó bien, pero no me emocionó en absoluto, al igual que muchos temas de la noche como Benzin, que si no me equivoco, fue el único tema de su flojo flojo “Rosenrot”. Llegados a este punto, decir que me extrañó que no tocaran, por situación geográfica claro esta, el Te Quiero Puta de este mismo álbum, ni un single como America de  su anterior. Es lo que tiene tocar tantas del último… Sin embargo, para los bises echaron toda la carne en el asador, con una sorprendente Seemann de su primer disco (de ahí lo de “sorprendente”) y por supuesto, uno de sus mejores canciones, Engel que fue donde la peña también agoto todas las fuerzas. El sonido mejoro un poco con el tiempo, pero para mi fue sin duda el aspecto mas negativo del concierto. El más positivo, innegablemente, fue el tremendo espectáculo visual que nos ofrecieron esa noche, aunque la entrada, por su abusivo precio (50 pavos) bien nos dio todo el derecho del mundo a disfrutar de ello.

Por supuesto esta crónica esta dedicada a mi novia, porque se la merece :)

¡Saludos!


_|,,| JaviMetal (Is The Law) |,,|_

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado la crónica, estuviste allí o quieres hacer algúna corrección, ¡comenta!