domingo, 22 de agosto de 2010

Leyendas del Rock 2010... Rain or Shine!! (San Javier, Murcia) (Jueves12 de Agosto)

El Leyendas del Rock es, por no decir el que más, uno de los festivales más duros a los que uno ha de enfrentarse en todo el año. Si a las temperaturas habituales murcianas en verano, le sumamos el clima especialmente pegajoso y molesto de la costa, cerca de la playa, tenemos que a lo largo del día hay que sufrir un desesperante calor de mil demonios. Supongo que los que viven allí estarán mas o menos acostumbrados, pero yo desde luego no. Sin embargo, lejos de “escarmentar” de otros años, este año, la quinta edición, era una cita casi ineludible, después de haber acudido a la primera y a la tercera, por estadística ya tocaba. Y por suerte, este año va mejorando la cosa, al menos respecto al anterior, donde tan solo se celebró un triste día de festival (sin contar la modesta fiesta de presentación del día de antes). Los escenarios siguen siendo muy cutres, todo hay que decirlo, pero a cambio tenemos unos precios más accesibles y humanos que en la mayoría de festivales españoles. Con estas premisas, y tan solo 2 días de descanso tras el viaje a Wacken (muchos me dicen que estoy colgao, pero si he de morir, moriré en un concierto / festival) mi colega Juanmi y yo tiramos hacia el sur. Que así sea. Conforme llegábamos las temperaturas subían mas y mas, y por fin llegamos a la zona de acampada, sin duda otro de los aspectos positivos de esta edición, una gran explanada con muchos pinos y mucha sombra debajo de la cual montar la tienda. El único problema era el tremendo polvo que se levantaba a la mínima, pero para ser un festival español, demos gracias.

El primer día contenía en el cartel algunas bandas interesantes que valía la pena ver, pero era una jornada para tomarse con calma, mucha agua, selección minuciosa y descanso entre bandas. Así, para cuando llegamos ya estaban sonando Oker, una banda madrileña / murciana que tenia un estilo que sonaba bastante a heavy clásico con vocalista femenina al frente. No llegue a verles demasiado en verdad. Comparar su estilo y clase con bandas como Santa seria casi una herejía, sin embargo el estilo vocal de su cantante “Xina”, potente y rasgada conforme mas aguda se torna, podría recordar mucho a la legendaria Azucena.

Steel Horse, por ejemplo, era una de esas bandas que se me antojaba muy interesante, ya que después de repasarme bien su único disco (en el que basaron su setlist, tocando prácticamente todos los temas) “Wild Power”, el siguiente paso era vivir un directo suyo. Por cierto, realmente acojonante el disco. Desde la misma portada, que nadie dudaría en encasillar en los mismísimos años 80 dentro del aluvión de bandas de heavy metal clásico, hasta el propio estilo, las letras… un disco que vale la pena escuchar bien escuchado. Pues bien, la cosa no empezó demasiado bien, pero no por cosas del grupo, si no por que al sonido se le iba la olla. No tardaba ni medio minuto en irse, después volvía, después vuelta a las andadas. Pasaban los primeros temas (Son Of Fire, Run To Survive, Burning Soul…) y la cosa no cambiaba, y yo estaba imaginando que de un momento a otro los miembros de la banda acabarían quemándose y se largarían. Afortunadamente al poco tiempo el sonido se estabilizo y la banda pudo tener un concierto como merecen, por todo lo grande, sonido salvaje y sobre todo, mucha actitud, como la de su guitarrista Willy Gascon, un jodido maquina de las seis cuerdas impresionante de ver en directo y que, no lo dudo, será el típico guitarrista que ira en alza y acabara en lo mas alto, porque se lo merece. Ojala hubiese muchas mas bandas así en España. El resto de la banda tampoco lo hizo nada mal. Su bajista demostró también tener una rapidez notable, el batería (la ultima  incorporación a la banda, si no me equivoco) contundente, y Jorge Cortes un vocalista muy solvente, capaz de alcanzar absolutamente todos los tonos que grabo en Cd a la perfección y además, con una actitud muy heavy, y lo que es mejor, muy agradecido, humilde, y comunicativo con el publico. Su último tema, el que da titulo a su disco, Wild Power, fue el que reventó el Leyendas del Rock entero.

Pasando de algunas bandas (lo digo sin mala intención) como Niobeth, a quienes ya tuve el placer de ver hace unos meses, y la verdad, me dejaron muy contento o Leyenda, y aprovechando para descansar un rato y terminar de acomodar las tiendas en el sitio tan de puta madre que nos habían guardado los colegas alicantinos (Ángel, Parrian, Ratamuerta, Llorente, Andrés… ¡sois la hostia todos!). A parte, conocí de la mano de Juanmi a gente majísima de Valencia, con la que compartimos gran parte del festival y a quienes mando saludos desde aquí.

Más la curiosidad que otra cosa me empujo a ver la actuación de Lone Star Revisited. Sobre todo a la gente con más edad, entre 55 – 60 sea a quienes más les pueda decir el nombre de Lone Star, ya que es una banda que se formo a principios de los años 60, unos de los auténticos pioneros del rock de verdad en este país. Recuerdo que en la primera edición del Leyendas ya hubo una especie de… ¿intento?... ¿broma? de representar sus temas en directo, de forma absolutamente penosa y que sobraba a todas luces. Bueno, pues esta vez fue diferente, y por fin fue un concierto mas que digno, donde la media de edad era mucho mas alta que de costumbre y es que como he dicho, sobre todo las personas que pasen de los 50 serian los que mas disfrutaron del concierto. La coletilla del nombre (Revisited) viene de que, como suele pasar, no todos los miembros de la banda son los originales, e incluso el vocalista, que por cierto lo hizo muy bien y con todo un estilazo, no tenía nada que ver con la banda. Esta “versión” de Lone Star estaba formada por la mitad de la  banda original. La otra mitad proviene de otra banda, Los Salvajes, también formados a principios de los 60 (ahí es nada) y con un sonido bastante duro para su tiempo. Por supuesto, tocaron los temas más emblemáticos que llevaron a Lone Star a ser uno de los grandes de su época como Mi Calle, Nuestra Generación o La Casa del Sol Naciente.

La idea de hacer un tributo al grandísimoDio es una idea muy interesante a priori pero que en la practica no es nada fácil. Por supuesto, me refiero básicamente a intentar imitar en todas sus facetas al maestro del Metal para muchos, un padre para esta música que desgraciadamente nos dejo hace muy poco tiempo a causa de su terrible enfermedad. Sobre todo SU torrente de voz tan personal e insustituible, pero también hay que tener en cuenta que ÉL tenia una forma muy particular de moverse y actuar sobre las tablas del escenario. Tan mastodóntico papel recayó sobre el cantante Gabi, que así de primeras puede que no os diga nada, pero si nombro que fue el segundo vocalista que tuvo Saratoga en sus filas la cosa cambia. Sin embargo, en poco se parecía el estilo en que cantaba en dicha banda con el que interpreto esta vez. Con un peinado de lo mas estrafalario, imito bastante bien al Padre Dio sobre el escenario, con gestos, muecas y signos bastante acertados, aunque frecuentemente sobreactuados. Pero lo que muchos no esperábamos es que pudiese salir tan bien del paso imitando SU voz, incluso en los temas más difíciles como Holy Diver, ninguna nota alta, o muy pocas, se le resistían. Incluso lo que es el timbre era muy parecido a LA VOZ, salvando las distancias, por supuesto y acompañado por una banda bastante buena, teclista incluido, claro. Interpretaron muchísimos clásicos, no solo de Dio en solitario, también de Rainbow y Black Sabbath como Kill the King, Neonn Knights y las todavía más míticas Heaven and Hell y Rainbow in the Dark, las mas esperadas por el publico, que respondió muy bien ante la calidad general de la banda tributo al mas GRANDE de todos los tiempos. Ayudo también a que el sol estaba ya desapareciendo en el horizonte.

Ahora ya sin descanso, cambio rápido de escenario para ver a una de esas nuevas bandas que, pese a que sigue en exceso la senda de otras bandas de estilo demasiado típico ya, como Warcry o Saratoga en directo me demostraron que valen mucho la pena, de hecho, probablemente fueron junto con EVO lo mejor de aquella jornada de Metal. Lo que más me gusto con diferencia, impresionándome todavía mas que la actuación del propio Jero, guitarrista y líder de la banda, fue el carisma, la actuación y sobre todo, la impresionante voz, tanto en tonos bajos, medios y altos, de su vocalista (también corista de Medina Azahara) Manuel Escudero. Al principio le vi poco suelto, pero poco a poco fue calentando tanto físicamente como vocalmente, hasta llegar a un final de concierto casi apoteósico, donde sonaron temas de su disco (único, llamado “Santelmo”) pero también unas excelentes (y sorprendentes) versiones del Resurrección de Santa y también Burn de los míticos Deep Purple, que puso las cosas en su sitio aquella noche. Los temas propios, a pesar de que no he escuchado su disco, tampoco me desagradaron, había muy buenos como la balada Daría lo que Fuera, que empezó muy lenta pero acabo conquistando al público a pesar del parón de intensidad o ya las ultimas En un Bosque de Hojas Muertas o Junio del 44. Por supuesto, Jero flipante hasta el final, con un estilo tremendo, aunque poca movilidad, atrajo la mitad de las miradas que apuntaban hacia aquel escenario. Estilísticamente no es lo que mas me apasiona, pero merecen llegar muy lejos por la calidad de sus integrantes.

Como ya dije antes de pasada, EVO fue de lo mejorcito de todo el día. La gente los pillo con ganas, ya que era una de las bandas más raras de ver y
más exclusivas, por decirlo de alguna manera, del Leyendas del Rock. EVO es una banda que nació en la ciudad de Barcelona a principios de los 80. Como dijo Oscar de Lujuria (quien presento a gran parte de las bandas del festival, alternando con Rafa Basa) el haber nacido en tierras catalanas y no en Madrid les privó del mayor éxito que merecieron en su día. Ahora toca su revancha, y en el Leyendas lo demostraron a base de bien. Un concierto para el que mereció la pena estar una hora esperando en primera fila a que comenzaran. A pesar de que yo había escuchado bien poco de ellos, si sabia que en directo podían dar mucho de si. Demostraron, a simple vista, que no había ni un mínimo mal rollo en el seno de la banda, todos los músicos parecían muy contentos de estar sobre un escenario después de tantísimo tiempo, además de seguir siendo buenísimos en lo musical. Rock & Roll Barcelona comenzó la fiesta, y así salió Stimula, su vocalista, con la misma careta que aparece en la portada de su primer disco Animal de Ciudad casi sin moverse del pedestal donde salió a escena. La clásica Animal de Ciudad no tardaría en sonar, así como muchos temas muy conocidos de ambos discos (aunque del segundo, “Duración De Lo Eterno”, tan solo cayo Chica Sexy). Las más cantadas, las anteriormente mencionadas y alguna como Estoy Hecho Polvo. Poco a poco el vocalista fue entrando en calor y en movimiento, alcanzando cada vez mejor los agudos y dando más espectáculo, aparte de ser muy agradecido con la gente, que, emocionados, veían como otro grupo mítico vuelve a escena y por todo lo grande. Al loro con los guitarristas, a cada cual mas virtuoso y veloz, también disfrute mucho en este aspecto, es algo en lo que me fijo mucho por mi afición a este instrumento. Nos tenía reservada una sorpresa para la recta final, que gusto a muchos y enfado a algunos otros. Eran tres temas nuevos, que pertenecen a lo que será su próximo disco. En este orden, fueron Cuero Viejo, el Diablo esta aquí y la que al parecer mas triunfo (aunque a mi fue la que menos me gusto, la verdad) Puta Pasta. Yo no creo que fuese un final demasiado apropiado, casi mejor haberlas ido intercalando con las de toda la vida.

Oscar de Lujuria, de nuevo presentando, nos invitaba a ver a otra de las Leyendas que tomarían parte aquel día en el festival, otro de los precursores del Rock en este país, los sevillanos The Storm. Estuvimos viéndoles un rato. Su estilo era netamente setentero, pero no solo su estilo, también el
propio sonido en general y en particular de las guitarras, con muy poca distorsión. Sin embargo me costaron bastante de entrar, ya que no conocía ni un solo tema, y me es más fácil apreciar la música de los 80 en adelante, así que poco mas puedo decir de su actuación. La próxima, prometo preparármela más ;P.

La noche ya estaba avanzada y antes de ir a cenar a las tiendas, esperamos para ver a unos siempre bienvenidos Medina Azahara, muy grandes ellos, como siempre. Tan solo vimos un puñadito de canciones, pero el gran Manuel Martínez las cantó con la misma pasión de siempre, acompañado a los
coros por Manuel Escudero de Santelmo, como ya he comentado antes. Siempre es un atentico placer, aunque ya haya sido unas cuantas (muchas, en verdad) veces, ver en directo temas del calibre de Tierra de Libertad, Favorita de un Sultán o la ya casi habitual en sus conciertos, que además es un tema que me pone los pelos como escarpias, la excelente versión que hacen del Abre la Puerta de Triana, probablemente uno de los primeros temas de rock que escuche cuando tan solo tendría 3 o 4 años. Medina Azahara son de esas bandas que nunca faltan en todo buen festival de rock español que se precie y siempre, siempre, llenan donde vayan, porque gustan mucho tanto a jóvenes como a personas mas mayores. Y es que no son precisamente “nuevos”, pero cada vez su público crece más.

Cuando ya parecía que se había acabado el día, todavía Juanmi y yo hicimos una última escapada a los escenarios para ver el tributo a los KISS, Exkissitos, en el que por cierto, si no estoy mal informado ni he sido victima de un vil engaño, era Pepe Mari, ex Beethoven R, quien se encargaba del  bajo. Así a primera vista todos me parecían bastante jóvenes, pero claro, con las caras correspondientemente pintarrajeadas era mas difícil de adivinar esto ultimo. El tema es que no estuvieron mal del todo, aunque no llegaron al nivel de calidad de la otra banda de versiones que toco ese día (Rainbow in the Black) pero el repertorio, actuación, escenografía y espectáculo estuvo bastante decente. A nivel instrumental nada que objetar salvo un par de cuestiones: el batería dejaba algo que desear, y el tipo que imitaba a Ace Frehley cantaba auténticamente como el culo (menos mal que solo canto en un tema o dos). El resto, setlist y fuegos artificiales varios, estuvo muy bien. Sacaron a relucir temas que no eran precisamente los mas típicos de la banda (algunos si, como I was Made for lovin’ you o Strutter) sino temas mas de la época de los 80 donde los KISS no despuntaron tanto respecto a otras bandas del mismo estilo (aunque probablemente sea mi época favorita), como Lick It Up o Heaven’s on Fire.

Tan solo una banda, Nudo, quedaba aquella noche para cerrar cartel, y la verdad es que yo ya estaba un poco hasta los huevos de tanta
cerveza y calimocho, incluso empachado. También había que tener en cuenta que esperaba todavía por delante un festival bastante duro tanto por el nivel de las bandas como por el clima murciano. No sabia de la existencia de esta banda, me sonaron bastante sobre todo a Tierra Santa, a quienes incluso se parecían en aspecto general, no solo en lo musical, con idéntica formación y temas con muchos aires a los riojanos. Tampoco me parecieron nada del otro mundo, pero no quisiera hacer más crítica que esta, ya que no he escuchado nada de ellos en disco.

Y con esto y un bizcocho, ¡¡hasta mañana Leyendas!


_|,,| JaviMetal (Is The Law)|,,|_

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado la crónica, estuviste allí o quieres sugerir alguna corrección, ¡comenta!