sábado, 26 de agosto de 2006

MeTalWäY 2006: Odisea en Gernika (Sábado)

Desperté el sábado. La, en principio absurda, idea de que una plaga de arañas invadía mi tienda empezó a ser algo mas que una vulgar suposición. Al contrario que el viernes, el calor era sofocante, apenas te dejaba andar ni respirar. Pero había que dar el callo, nadie dijo que ser heavy fuese fácil. Teóricamente, los primeros en empezar serian Rage, y digo en teoría porque...

Fueron los alemanes Axxis quienes tuvieron el dudoso placer de dar comienzo a este segundo día de festival. Entre que no conozco apenas su discografía, y que estábamos a pleno sol a media altura del publico, yo pensaba que palmaria sin poder ver a ningún otro grupo. Pero nada mas lejos de la realidad, ya que cuando empezaron a sonar, con un sonido bastante bueno para ser los primeros, empezaron a animar el cotarro. El vocalista es un frontman cojonudo, y a los pocos minutos ya estaba invitando a subir a una chica de Valencia (creo que se llamaba Mar) para que animara a la peña, para que tocara un instrumento e incluso para que grabara parte del concierto con una videocámara!! (¿Axxis Live at MetalWäy 2006, quizá?). Estuvo un buen rato allí mientras sonaban temas de varios de sus discos, entre los que reconocí la versión lenta de Kingdom of the Night (luego al final tocarían la rápida) y como no, Living in a World, uno de mis temas favoritos. Quizá faltó alguna baladita, pero bueno, para esas horas estuvo muy bien el setlist. Además, seguro que gente que ni les conocía, dado el espectáculo que dieron, empezará a seguirlos.


Hora muy poco apropiada para que los Death-metaleros Arch Enemy descargaran su repertorio. Tuvimos que verles desde debajo de la barra calimocho y porro en mano, porque de otro modo hubiese sido mortal. Aun así, yo disfrute bastante del concierto. La imponente Angela Gossow creo que es la que ha dado el empujón definitivo a esta banda que tan famosa se esta haciendo en los últimos tiempos. Por lo visto, tocaron bastantes temas de su ultimo álbum, ya que en alguno de ellos, la voz sonaba terriblemente gutural, y es que no cuadra tanta belleza con una voz tan animal (jeje). Pero también hubo sitio para clasicazos de la talla de Dead Eyes See no Future, o We Will Rise de su Anthems of Rebellion. La gente aun así, tampoco es que se emocionara mucho, pero claro, con esas temperaturas.. ni los de primera fila se dejaban la piel, la cosa habría cambiado bastante con unos Arch Enemy a las 8 de la tarde. Podrían haber incluido alguna versioncilla (como la de los ManOwar que tienen por ahí del Kill With Power).

Ahora si que les tocaba el turno a los Rage. Seamos sinceros, pocos o ningún grupo con tres escasos componentes pueden dar tanta caña y sobre todo, tanta calidad. Parece como si fueran los 3 elegidos. Pero si hubo alguien que se salió durante el concierto, ese diría yo que fue el gran Terrana, uno de los mejores baterías que existen a día de hoy. A parte de su solo, nada mas hacia falta mirarle para ver que se estaba dejando la piel en cada golpe (igual que cuando le vi junto a Axel Rudi Pell). Pegas del concierto: El calor apenas afecto porque lo vimos en la sombra, pero el sonido fue absolutamente desastroso. La guitarra subía y bajaba, al igual que la voz de Peavy. Podrían haber cuidado este detalle, ya que esta banda en estudio tiene un sonido potentísimo. De todas formas los mejores temas de Rage sonaron (o casi todos) en la escasísima hora que tenían para descargar. Todos flipamos con temas como War Of Worlds o Higher Than the Sky, y por supuesto mas de un tema de su ultimo álbum, como Speak Of The Dead, e incluyendo la versión en español de FullMoon (que risa, ¡¡por favor!! XD) aunque también eché de menos Great Old Ones o Set This World On Fire.

Bueno, llegados a este punto yo creo que ya tocaba un descansito, y mas cuando llegaban los furiosos Dark Funeral, banda que ya vi en Granada hace un par de años, y que en esta ocasión iba a ser la elegida para tomar un bocata ya que no me apetecia torturar mi cerebro a esas horas. Mas mal me supo perderme a los Metal Church que tocaban luego (ya en plena hora de apalanque y descanso). No por nada, porque no tengo siquiera un disco suyo, pero es una banda que lleva por el mundo mas de 25 años, y según mas de uno, fueron unos de los padres del Power Metal americano que luego evolucionaria hasta ser lo que hoy en dia conocemos por ese nombre. El domingo, por suerte, tendríamos ocasión de escucharles (que no verles) haciendo un concierto de versiones.

El cuerpo ya pedia heavy a gritos, ya estaba bien de descansar. Y mas cuando la siguiente banda que tocaba eran los My Dying Bride, grupo que tenia bastante curiosidad por ver, ya que me habian comentado que eran bastante macabros en directo, a parte de porque es una de las bandas Doom con toques Death con mas nombre de hoy en dia. Y su fama desde luego es justificada. Un Aaron Stainthorpe (vocalista)  que rondaria los dos metros de altura, era el centro de atención de la mayoria del publico, fue el encargado de dotar de un ambiente absolutamente teatral y muy dramatico a lo que fue uno de los conciertos mas autenticos del sabado. Sus vestiduras eran muy extrañas, y sus movimientos absolutamente decadentes, como un despojo de la vida al borde de la muerte. En raras ocasiones agito la melena, manteniéndose muy poco “vivo” (nunca mejor dicho) durante todo el concierto, pero esto no quiere decir que su actuación fuese mala, todo lo contrario, mas de uno tendría un cutter rozando su muñeca al borde del suicidio, al contemplar tal demostracion de depresión y decadencia. Habia ratos que se caia al suelo, y en otros se le notaba mas eufórico, como por ejemplo en el ultimo tema que tocaron (Forever People, me parece), el mas cañero de toda la actuación. La verdad esque estuvieron increíbles, se ganaron a toda la gente que habia viéndoles y se ganaron un estruendoso aplauso. Espero volver a verles pronto.

Me metí hasta donde pude en los Testament y empezaron a descargar su thrash, tan brutales como siempre, aunque todo hay que decirlo, daba la impresión de que Chuck Billy estaba algo cansado, porque había ratos que el concierto perdía un poco de espectáculo a nivel de actuación. De todas formas con el capazo de temas que tiene esta gente ya es difícil que fracasen en directo. Nos atacaron con: The Hunting, la brutal Into the Pit, Disciples of the Watch, Practice what you Preach.. Hasta más melódicas como Electric Crown, pasando por el desenfreno con Over The Wall, la verdad es que hicieron un buen repaso de sus éxitos. Si soy sincero a última hora me aburrieron un poco, no le ponían muchas ganas a sus temas para ser tan salvajes, pero vamos, que en general dejaron un buen sabor de boca, y quizá es que estaba yo ya un poco cansado y no me cuadró mucho un grupo thrash precisamente en ese mismo momento. Segunda vez que les veo ya y no decepcionan.

Para mi sin duda eran las estrellas de la noche. Tenia delante, por cuarta vez, a los padres del Power Metal aleman, los GRANDIOSOS Gamma Ray. Solo esperaba que no me decepcionaran, cosa por otra parte casi imposible, y ya puestos a pedir, que se curraran un concierto tan impresionante como lo hicieron en granada en el Atarfe 2006. Empezo la juerga. Lo primero que me llamo la atención fue que la voz de Kai estaba bastante mas flojilla que en el concierto antes mencionado, en el sentido de que la tenia un poco más “cascada”. El sonido tampoco estaba en su mejor momento, pero, o bien se arreglo con el transcurso del concierto, o bien dejé de notarlo, lo cierto es que nos reunimos toda la peña para verles y nos montamos un buen desfase (y con alguna que otra foto). Solo con empezar con Rebellion in Dreamland, en vez de con Gardens Of The Sinner, que tocarian a continuación, ya imaginabamos la caña que nos esperaba, pero luego llegaron mas y mas clásicos, la mayoria de la epoca de Kai salvo, como no, The Silence, que llego por sorpresa y nos dejo a todos clavados (siempre es un placer, pero para cuando Heaven Can Wait!!!???). Land Of The Free, Blood Religion (de su ultimo album) o la veloz Man On A Mission, se combinaron con otras menos esperadas como Send Me a Sign de su Powerplant, del que tambien tocaron Heavy Metal Universe. De todas formas, el anterior concierto que vi estuvo mucho mas completo a nivel de repertorio, aquí no vimos ni Armageddon, ni Somewhere Out in Space, ni alguna otra que se echo de menos. En fin, tampoco fue para quejarse, Kai Hansen y el resto mostraron una actitud muy positiva y agradable con la gente, como es habitual, y como colofón se tocaron el I Want Out que repetirían los Helloween al dia siguiente. Con su clásico salto desde la tarima de la batería y su pitillo, se dio por finalizado el mejor concierto de aquel dia.

Y la verdad, yo ya estaba contento a parte de cansado y las dos bandas que seguían tampoco es que me interesaran mucho, asi que decidi irme con la peña que se iban de botellón por ahí. Ministry es una banda de la que apenas conozco nada de su discografia, tampoco me interesa mucho su estilo metalero-industrial, aunque su ultimo disco es muy cañero. Si hubiera sido a otra hora y en otro estado de cansancio, quizá les habria prestado mas atención, pero apetecia llenar el buche de alcohol mas que nada jeje. Celtic Frost en principio si que queria verles, pero la fiesta prosiguió lejos del recinto y no tenia ganas de ir, aparte de que ese estilo extremo no me apetecia para esas horas, la pena es que por lo visto es la primera vez que vienen a nuestro pais, pero bueno tarde o temprano los acabaré viendo por fin.


_|,,| JaviMetal (Is The Law) |,,|_

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado la crónica, estuviste allí o quieres sugerir alguna corrección, ¡comenta!