lunes, 2 de diciembre de 2019

A la tercera va la vencida (Aserah + Blodöx + Sirius, Sábado 30/11/19, Nave Iguana, Sant Vicent del Raspeig, Alicante)

Cuando se presenta ante mí un evento como este, supone una buena oportunidad para poder escuchar y descubrir nuevas bandas; también todo un reto a la hora de escribir la crónica de turno, aunque también es algo muy motivador. Un mini-festival que el pasado sábado reunió a tres bandas que, pese a tener algún trabajo ya grabado, todavía no han conseguido dar el salto y tener un nombre reconocido en la escena. Bandas bastante noveles, en todo caso, que su propio trabajo decidirá si continúan creciendo a base de esfuerzo y tenacidad o si terminan formando parte de ese otro montón de bandas que terminan confinadas al olvido, aunque realmente nunca se puede saber de primeras. El caso es que no era el único evento interesante de este fin de semana. El Pub Morgul de Caudete acogía en este caso también a los Heavy metaleros melódicos Night Heart, pero su propuesta, habiéndole dedicado bastante tiempo, resultó francamente decepcionante y rápidamente descarté esta opción a favor del Burn the Night Vol.1, que contaba con el apoyo de los Mediterranean Metal Maniacs (o al menos, eso rezaba la descripción del evento de Facebook). Aserah, Blodöx y Sirius, cartaginenses, ilicitanos y badaloneses respectivamente, eran las tres bandas que conformaban la interesante, a priori, oferta para el sábado. Metal extremo (o casi) en distintas vertientes que prometían una velada bastante intensa en la Nave Iguana de Sant Vicent del Raspeig (Alicante), a donde no acudía desde hace como una decena de años o así a pesar de que últimamente se ven cosas interesantes allí (las coincidencias es lo que tienen…). Sin embargo, ya os adelanto que hubo una diferencia abismal de calidad entre las tres actuaciones. Y aun así, también os digo que es mucho mejor eso que quedarse en casa un sábado como un amargado.

domingo, 17 de noviembre de 2019

Rockin' on the wild side (Erotic Psycho, Viernes 15-11-19, La Gramola, Orihuela)

Planazo el que teníamos montado para este pasado viernes, aunque esta vez no fue algo precisamente improvisado, ya que esta fecha llevaba mucho tiempo marcada en mi agenda. Y es que son bastante reducidas las oportunidades que uno tiene en este país (y ya no digamos en esta zona…) de disfrutar de un buen concierto de Hard Rock americano, aunque con denominación de origen de la baja California, en donde por inmensa suerte tenemos unas cuantas bandas con un nivel acojonante, grupo al cual pertenece esta pedazo de banda, los Erotic Psycho, a quienes ya he visto en varias ocasiones en directo. Sé de qué van, sé que lo suyo es un rollazo bestial en concierto, que lo viven, que se dejan la piel y que además disfrutan como cerdos haciendo lo que hacen, que es lo que realmente tienen en las venas: Hard Rock Sleaze de pelos cardados, cintas en el pelo, tatuajes y actitud provocativa y muy gamberra. Y no puede encantarme más. Así pues, tratándose de Orihuela, en la sala Gramola, que además está a un tiro de piedra de casa (una horita escasa), el viernes tenía su nombre. Aquella noche todos íbamos a convertirnos en psycho motherfuckers y a bailar con sus temas divertidos y cabroncetes hasta caer rendidos, que es como debe vivirse, en general, cualquier concierto. En otras palabras, ¡¡a muerte!! Pero a parte del concierto, nos lo tomamos como una noche más extendida. Mi chica y yo quedamos con Cris y Roge, dos colegas de Caudete que se apuntaron a la fiesta con muchas ganas e ilusión. Con gente así da gusto vivir los conciertos. Apalancar el coche fue un auténtico infierno en la ciudad de Orihuela, hasta que encontramos un remoto solar (por desgracia, han vallado el gran parking que había frente a la sala…).

lunes, 11 de noviembre de 2019

30 años de oscuridad (Unbounded Terror + Obscure, Sábado 09-11-19, Sala Paberse, Sedaví, Valencia)

Para que luego alguien diga “a mí tantas elecciones me la sudan, no me afectan en nada”. Y no me refiero al terrorífico resultado de estas (para esto habría que hacer una reseña aparte que no pienso escribir porque odio la política y sobre todo a la gran mayoría de políticos), sino que por culpa de la incompetencia de alguno de ellos, las sedes electorales se volvieron a llenar, y precisamente una de ellas, concretamente la de C.C.Delicias de Zaragoza, era la que albergaba el que para mí era uno de los conciertos del año, el de Dark Moor. Obviamente, este quedó suspendido o aplazado (espero que pronto vuelvan a anunciar una nueva fecha…), con lo que mi fantástico plan para este fin de semana se fue a la puta mierda. Podría haberme quedado en casa lamentándome ante tan decepción y pensar: “bueno, me doy un fin de semana de descanso sin conciertos”, pero lo cierto es que no me daba la gana, tenía ganas de darle caña al cuerpo y de nuevo, rebuscando entre mi agenda de conciertos, encontré la solución perfecta, un bolo que había olvidado al contar con otro plan, pero que me alegró el fin de semana: el concierto de los Obscure y los Unbounded Terror, dos de las más míticas y pioneras bandas de Death Metal que tenemos en este condenado país. ¡Como para perdérselo! La perspectiva de una noche de sábado tediosa y soporífera cambió de golpe, así que sin pensarlo dos veces, levanté el culo del sofá, quedé con mi amigo Kolega y emprendimos rumbo al Paberse. Además, volver allí una vez más siempre es un gran aliciente por el ambiente, por los colegas y por lo que se lo curran para mantener la sala llena de buena música en directo todos los fines de semana.

lunes, 4 de noviembre de 2019

Y rodaron cabezas (Annihilator + Archer Nation, Sábado 02-11-19, Sala Rock City, Valencia)

Si bien todos los conciertos a los que llevo acudiendo seguidos todos los fines de semana desde hace como mes y medio eran muy esperados, el de la gira que traía a los canadienses Annihilator hasta nuestras tierras creo que se lleva la palma por varias razones. Obviamente la primera de ellas es poder disfrutar (por cuarta vez ya, en mi caso) de las huestes de Jeff Waters, algo que sin discusión es garantía de tralla y calidad por los cuatro costados, temas muy técnicos y músicos de primera división aunque la formación de la banda nunca haya sido precisamente estable. Pero él, el HOMBRE, siempre ha estado ahí. Y es que son ya 53 años con los que el bueno de Waters carga a sus espaldas, y además lo hace con muchísima dignidad tanto en el plano físico como en el vocal. Pero la otra gran razón por la que la fecha era algo extraordinariamente esperado y deseado es por el año entero que ha pasado entre medias de lo que iba a ser y al final no fue, y la noche en la que por fin pudimos disfrutar de su directo en la sala Rock City de Valencia. Las entradas, como era cosa lógica y esperada, volaron a velocidad de vértigo y el aforo quedó completo. Entre que algunos ya teníamos la entrada desde hacía un año, el caramelito en sí que era esta gira, y que cosas como esta son cada vez más difíciles de ver en nuestra comunidad… era algo de cajón. Los rezagados se quedaron sin su entrada, y eso ya se hizo de notar tanto en redes sociales como nada más llegar a las puertas de la sala, en la que tres personas nos preguntaron si teníamos alguna entrada ‘de sobra’. Para estas cosas, el que no corre vuela.

domingo, 27 de octubre de 2019

Back to hell where we belong (Underfest 4 (Stereozone + Jolly Joker), Sábado 26-10-19, L'Alcudia, Valencia)

El Underground Fest, un festival que como su propio nombre indica, está dedicado al rollo under, llega a su cuarta edición. Ha costado de parir, pero aquí lo tenemos, han sido las palabras de los propios organizadores. Un evento que sin duda lleva detrás un gran trabajo para dar a conocer el sonido y las voces de bandas de alrededor dividido en dos días, el 25 y 26 de Octubre. Aunque el viernes tenía muy buena pinta (especialmente por esos Metal Mareny que debe hacer más de 15 años que no veo en directo), se me antojaba demasiada pasta ir a ambas jornadas, sobre todo por la gasolina, ya que la entrada del festival era felizmente gratuita, un detalle que siempre se agradece, pero que como ya he dicho muchas veces, no me importaría pagar algo simbólico para colaborar. Sin embargo, la decisión entre los dos días estuvo clarísima desde el principio, ya que entre las siete bandas que participaron el sábado, había un nombre que brillaba con luz propia, una banda que siempre es capaz de hacerme disfrutar a un nivel casi astral, los grandísimos Jolly Joker. Solo por ellos, me he recorrido ya (y contando solo en lo que va de año…) muchísimos kilómetros, y muchos más que me he de hacer para vivir todos los directos que pueda, porque son capaces de elevarme, de evadirme del mundo, porque su música y su actitud son de otro mundo. Junto a ellos, las otras seis bandas que dieron el callo este 26 de Octubre fueron Peranoia, Asqueiot, Bitches & Peaches, Strons, Pantanà y Stereozone, estos últimos justo antes de los Jokers, que fueron los que también vimos y ojo, que nos quedamos con un grandísimo sabor de boca después de su actuación, mucho más sorprendente e impactante de lo que esperaba.

martes, 22 de octubre de 2019

Bailarás en el Infierno... (Festivalcrea 2019, Uzzhuaïa + Loreley, Sábado 19-10-19, Manises, Valencia)

Que últimamente estamos viviendo una época a nivel de conciertos, de grandes bandas y de novedades extraordinarias en nuestro rollo es algo que no se puede discutir: una rotunda verdad. Al mismo tiempo, suele pasar que a veces tenemos a la vista épocas de sequía y otras en las que no sabemos para donde tirar para disfrutar de un buen concierto. Pero lo de este fin de semana en concreto fue algo absolutamente extraordinario. A parte de conciertos cercanos el viernes y el domingo (aunque lejos de mi estilo, eso sí) en el Pub Morgul, el sábado concretamente había cuatro, sí, cuatro conciertos en los alrededores, alguno realmente apetitoso y otros, directamente, de algunas de mis bandas nacionales favoritas. Entre otras bandas, 91 Suite en la Wah Wah, Midnight Force en la Nave Iguana, Hamlet en Novelda y Uzzhuaïa en Manises. Uno de esos días que, de haber podido partirme en cuatro partes hubiese vivido, estoy seguro de ello, cuatro noches apoteósicas. Sin embargo, y por desgracia, esto no fue posible (obviamente), así que tuve que escoger solamente uno. Y si algunas de las bandas que he nombrado me vuelven loco, ninguna de ellas sabe tocarme la fibra sensible como Uzzhuaïa. Y es que tienen ‘un algo’, una capacidad de adicción, un magnetismo increíble del que llevo ya muchos tiempos siendo súbdito, por lo que una vez hecha mi decisión personal, cogí el coche y me fui sin pensarlo dos veces hacia Manises. Tres horitas de coche (contando la vuelta) y encima sin nadie que me acompañara, que hice con una inmensa sonrisa en la cara, al ir por la ilusión que me hacía verles otra vez, pero sobre todo a la vuelta por el conciertazo tan increíble que se marcaron y por las sensaciones tan intensas que esta banda es capaz de transmitirme.

lunes, 14 de octubre de 2019

Maniacs Gone Wild (Maniacs Metalfest I (Lyzzärd + Frenzy + Killer + ADX), Sábado 12-10-19, Sala Babel, Alicante)

Anoche fue el ejemplo perfecto (tan solo uno más de tantos) de que ir solo a un concierto no tiene porque ser considerado un factor que vaya a influir negativamente en la noche. Ni mucho menos. Todavía no sé porque hay gente que piensa esto, me parece una soberana tontería, pero allá cada uno. Lo de anoche también fue, además, una fecha muy marcada en mi agenda de conciertos desde hacía tiempo, un festival que era un auténtico caramelo con bandas bastante difíciles de ver en este país a pesar de tener varias décadas de carrera a sus espaldas. Me encantan este tipo de conciertos, que no podríamos disfrutar de otra forma si no fuese gracias a asociaciones como la de Mediterranean Metal Maniacs, que fueron quienes organizaron esta tremenda movida a base de currar por amor a este arte que es el Metal y de arriesgar, ya que desgraciadamente no hay mucha gente que se digne a mover el culo si las bandas no se llaman Iron Maiden o Metallica… y todavía menos en Alicante, una provincia bastante matada en esto del Metal, y que estaría totalmente muerta si no fuese por asociaciones como esta o por gente como la que acudimos anoche a la sala Babel. De hecho, siempre que acudo a la capital me indigno bastante de no ver a absolutamente a nadie de aquellos que diez años antes se llenaban la bocaza con la típica frase de “nunca dejaré de ir de conciertos”. Ya. Desde luego, ellos se lo pierden. Porque el principal objetivo de estas noches ha de ser, por encima de todo, disfrutar del Metal, aprender, conocer a peña interesante, ayudar a aumentar el nivel de buen rollo y por supuesto, APOYAR la movida, que es lo que mucha gente se niega a entender, y eso nos hace daño a todos.

miércoles, 2 de octubre de 2019

¡Garras fuera! (Gineta Rock 2019, Sábado 28-09-19, Salón municipal, La Gineta, Albacete)

Tras una buena ducha y ayudado por martillo, escarpe y una lija de tamaño industrial para quitarme el sudor, el kalimotxo, la cerveza y la roña que llevaba encima a kilos tras este intensísimo Gineta Rock 2019, empiezo a escribir la crónica correspondiente. Y lo hago desde el recuerdo de muchas sensaciones, todas ellas positivas, de volver un año más a uno de los festivales a los que más cariño profeso. Ya son unas cuantas ediciones acudiendo y, aunque no es un festival 100% fijo para mí (normalmente me baso en el cartel, como en casi todos los conciertos / festivales a los que voy), siempre es una inmensa alegría volver al acogedor pueblo manchego de La Gineta. En particular, este festival siempre ha supuesto para mí, por distintas circunstancias de la vida, una vía de escape en distintos sentidos, bien sea para quitarme penas, o bien para escapar de un aborrecible evento social de esos de los que me alejo como de la peste. Pero si hay una cosa en común en todos es la gente, esos colegas con los que siempre me encuentro, sea en un año o en otro, y que le dan un aliciente extra al hecho de meterme más de una hora y media de coche. En esta ocasión diría con total seguridad que disfruté de la mejor compañía (nunca fui con tantos colegas de viaje a un festival al que siempre acostumbro a ir solo), y no solo colegas del pueblo, sino gracias a nuevas amistades que nos trataron como si estuviésemos en nuestra casa, y aquí he de agradecer a Gali y a toda esa peña albaceteña su gran acogida y genial trato, porque el festival realmente comenzó incluso antes de salir los Perpetual Night a escena. Se podría decir que lo teníamos todo a favor.

martes, 10 de septiembre de 2019

Que viva Méjico... ¡¡CABRONES!! (Mass Terror + Riesgo de contagio + Pro-fe-cía, Sábado 07/09/19, La calle music club, Alzira)

‘La calle music club’, un local que he escuchado mencionar aquí y allá decenas de veces, con mogollón de conciertos, unos más atractivos que otros para el menda, pero siempre activa, casi todos los fines de semana montando movidas guapas y la gran mayoría de veces (o casi siempre, por decir) de forma gratuita. La cuestión es que por unas cosas u otras nunca había tenido la ocasión de visitarla, así que cuando vimos el concierto de este pasado sábado en las redes sociales, lo tuvimos en mente y aunque casi de forma improvisada, fue la excusa perfecta para acercarnos a la localidad valenciana de Alzira. Y lo he dicho muchas veces, ya le gustaría al roñoso pueblo donde vivo que hubiese algo la mitad de la mitad de guapo que este garito, aunque no sea una sala como tal, aunque sea pequeño y con pinta de antro, para mí fue fabuloso poner los pies allí, porque tiene pinta de ser 100% auténtico, como lo fue la experiencia vivida aquella noche, aunque por otra parte, lo cierto es que fue algo surrealista en algunos momentos dados. Aunque apenas conocía a ninguno de los cuatro grupos que actuaban, esto cada vez me la sopla más, porque cuando el cuerpo pide ‘vara’, lo mismo da que hablemos de Thrash, Death, o incluso Punk Hardcore, como fue alguno de los casos. Lo único prácticamente en común entre las bandas: su procedencia. Una noche con fuerte sabor mejicano, ya que los integrantes que vimos en acción, eran todos de allí excepto los españoles Disi y Gabriel, que acompañaron al líder de la banda Pro-fe-cía. El resto del cartel lo formaban, en teoría, (y luego explicaré esto) los punk-hardcoretas Mass Terror, el punk sicodélico de Riesgo de contagio y los Thrashers / Heavys Leprosy. Paso a comentaros las tres primeras (y únicas) actuaciones.

domingo, 25 de agosto de 2019

Afilad bien las hachas... (Ripollet Rock 2019, viernes 23-08-19, Parc dels pinetons, Ripollet, Barcelona)

Esta hace ya la tercera vez seguida que piso las tierras de esta localidad barcelonesa para asistir a este gran festival llamado Ripollet Rock, aunque esto no es precisamente ningún logro. El evento lleva ya la friolera de 27 ediciones, una cifra de un suma y sigue imparable que siempre es posible gracias al gran esfuerzo y sacrificio de la Asociación Ripollet Rock que año tras año hace posible su existencia. En realidad hasta hace tres años nunca me había podido permitir la asistencia, bien fuese por el puto trabajo o bien por temas de pasta, pero tras mi primera experiencia allí quedé prendado del gran trabajo que hay detrás de todo esto, del gran compañerismo y ambiente que se respira, gente que repite año tras año y apoya el Rock y el Metal; y lo mejor de todo: entrada siempre gratuita, aunque siempre he dicho que no me importaría en absoluto poder colaborar económicamente si fuese necesario porque, aunque lógicamente lejos de los principales carteles de Metal en España, Ripollet Rock siempre ofrece una suculenta y variada oferta a cada año que pasa. Pero lo de este año fue sencillamente descomunal y es que, tras arrasar en todas y cada una de sus giras (la última de ellas hace menos de un año), los suecos H.E.A.T. volvían a la península y con ello demostraron que sus seguidores continuaban ávidos de más y más Hard Rock de excelentes melodías, mogollón de tecla y un show espectacular, al igual que sucedió con la que desde hace ya muchos años es mi banda nacional fetiche, los valencianos Jolly Joker, encargados de cerrar el festival y además por todo lo grande, y es que no conocen otra forma de hacerlo. Fueron mis dos actuaciones favoritas, pero tampoco puedo pasar por alto las de The Unity y Siroll!, que también me dejaron muy satisfecho.

jueves, 15 de agosto de 2019

Leyendas: No Pain, No Gain (Leyendas del Rock 2019, sábado 10-08-19, Villena, Alicante)

Sprint final del Leyendas del Rock en este sábado. Al ser el último día, hay que exigirse todavía más para exprimir a tope el festival y las fuerzas físicas hasta el límite para que luego no haya lloriqueos una vez termine y uno se levante al día siguiente sabiendo que este sueño de cuatro días ha terminado y vuelve a faltar un año entero para que vuelva a ocurrir. Y es que no me vale eso de ‘joder, tendría que haber visto a tal’ o ‘podría haber aguantado un poco más’, es en el momento cuando hay que pensarlo, aunque ya tengas calambres en las piernas y el cuello no te responda hasta el punto de que estás más estático que una tabla. Ya habrá tiempo de recuperarse. Material de calidad había en esta última jornada para disfrutar y enloquecer de sobra, y de nuevo teníamos ante nosotros una maratoniana seguidilla de bandas imprescindibles, que no me iban a permitir sentarme ni 5 minutos. No puedo entender que haya tanta gente que se queje del cartel de este año. Aunque sí hay una cosa que me temo: mucha falta de escuchar música… creo que ese es el principal problema, apostar solo por las 2 o 3 bandas que conoces, no molestarte en ir a los conciertos de las que no has escuchado y lo más grave de todo, no dignarte ni a escucharlas por pereza. Creo que ese es el mayor pecado de todos los que se pueden cometer contra el Metal. Más de uno debería ser mandado al rincón de pensar. A mí me jode bastante esto, pero como yo no soy nadie para decirle a nadie lo que debe hacer, siempre voy a la mía y veo tantos grupos como me sale de los huevos. El resto, allá cada uno con su conciencia.

miércoles, 14 de agosto de 2019

Leyendas: No Pain, No Gain (Leyendas del Rock 2019, viernes 09-08-19, Villena, Alicante)

¡Ja! Ingenuo de mí al pensar que esta segunda jornada completa del Leyendas del Rock 2019 iba a ser más tranquila que el resto. Desde luego no fue la más ‘a saco’, pero ni de lejos se puede utilizar la palabra ‘relajada’ para describirla. Tal vez era la más floja de las tres principales para mi gusto por su cartel en general, pero aun así, entre tantas bandas, tanta gente que vi y conocí, y tanta carrera de aquí para allá resultó ser una jornada más, casi tan maratoniana como cualquiera aunque nos dimos un pequeño homenaje acercándonos al camping en la hora de Eluveitie (un grupo que me termina saturando un poco…) y echar unos cubatas en el PUTO SOFA que nos habíamos llevado al camping, más a gusto que na. Nivel Dios, señores. Una vez pasado el rato, ya no habría descanso. No habrá paz para los malvados, como dice la película, y el resto fue un incesante empalmar de bandas que me dejaría espalda y cuello triturados hasta el extremo y sin un segundo para poder pararme casi ni a cenar. Pero es que en un festival lo primero es lo primero, y hay que pelear contra viento y marea para terminar el día con satisfacción, algo que tampoco requirió demasiado esfuerzo debido al gran cartel que ostentaba aquel viernes, poblado a medias por joyas internacionales y bandas nacionales algo más trilladas, aunque hubo otras sorprendentes como Koma o MorphiuM (a quienes finalmente no pude ver) y por supuesto, mis queridísimos Uzzhuaïa, que dejaron un listón difícilmente superable. También hubo una importante caída que ya se anunció por adelantado, la del americano Dee Snider, cuyo lugar en el escenario principal fue ocupado por una banda como Beast in Black que, de haber tocado en la carpa, la hubiese reventado de tanto público.

martes, 13 de agosto de 2019

Leyendas: No Pain, No Gain (Leyendas del Rock 2019, jueves 08-08-19, Villena, Alicante)

Más que interesante y muy movida la sesión de Rock y Metal del miércoles. Con buenos colegas que formaron parte de ella como Juanma, Kurro, Momo, Dani y los perros viejos del lugar como Kolega, Chely, Costera, Indio… una inmensa alegría reencontrarme con toda esta gente de la que siempre se puede aprender mucho por muy rodado que este uno. Y la compañía en general fue de auténtico lujo. Este jueves, primer día completo del festival, sin embargo, tan importante fueron los colegas como el nivelón de conciertos que acogería la jornada, entre ellos algunos de mis grupos favoritos y otros que vi por primera vez y me dejaron literalmente boquiabierto y empapado en sudor. No puedo obviar ni aplazar para más tarde la mención de que, POR FIN, hemos tenido a una banda colosal como Dark Moor en el Leyendas, algo que me he hartado de pedir hasta que me dolieran los dedos durante 14 años, y siempre he mostrado mi decepción hasta esta decimocuarta edición. Hablando de leyendas, tampoco podemos dejar a un lado a las que fueron las mayores de todas cuantas pisaron los escenarios aquel día como lo son Rose Tattoo o Thin Lizzy, que se trajeron con ellos al espíritu de Phil Lynott dando un concierto glorioso. También hubo grandes sesiones de matraca, de esa que nos gusta para encerarnos bien el cuello y los oídos, como la que repartieron Cradle of Filth o Flotsam & Jetsam, incluso para gustos más modernos como los seguidores de Unearth. Con todo, fue una auténtica fiesta de Rock y Heavy Metal, con nombres, grupos y conciertos que quedarán en nuestra memoria durante mucho tiempo. Por eso siempre insisto en que hay que perderse el mínimo de actuaciones posibles, porque aquella que menos te esperas puede convertirse el concierto del festival.

lunes, 12 de agosto de 2019

Leyendas: No Pain, No Gain (Leyendas del Rock 2019, miércoles 07-08-19, Villena, Alicante)

Cuando todavía tengo el cuello hecho trizas… cuando todavía estoy medio sordo, con los huesos molidos por los 28 conciertos que me he comido (la gran mayoría enteros) en esta edición 2019 del Leyendas del Rock. Cuando el agotamiento extremo derivado de estos cuatro días de mandanga sin descanso me tiene postrado en el sofá de mi casa casi sin capacidad de moverme y las sensaciones brutales, intensas y variadas aúnrecorren mi cabeza, es el momento de ponerme las pilas y empezar a darle caña al teclado para iniciar lo que va a ser la crónica de la primera de las cuatro jornadas que formaron parte de este festival que es desde hace unos años y será si nada cambia uno de los grandes del territorio nacional en cuanto a Rock y Metal se refiere. Mucho ha llovido ya desde aquella primera edición del año 2006 de un evento que todavía se encontraba en pañales, un festival bastante casposo y humilde pero con grandes maneras, intenciones y motivaciones a sus espaldas y un trabajo que le permitió, año tras año, ir consolidándose como uno de los grandes nombres de referencia para todo metalero que se precie de serlo. Primero fue Mazarrón, luego San Javier, Beniel y desde el 2013 en la ciudad que más ha visto evolucionar al Leyendas y pasar de ser un festival del montón a ser uno de los más reconocidos, cuyo nombre ya suena incluso en Europa y se internacionaliza cada vez más. Ha sufrido las más duras penurias, e incluso en alguna edición que recuerdo, estuvo a punto de cancelarse por distintos motivos, pero por inmensa suerte, sigue formando parte de Villena, y así debe ser por los siglos de los siglos. Señoritas y caballeros, con ustedes: LEYENDAS DEL ROCK 2019.

miércoles, 7 de agosto de 2019

Picadura de serpiente (S.N.A.K.E., Martes 06-08-19, Pub Valhalla, Villena)

A muy poquitas horas ya del esperadísimo Leyendas del Rock 2019, solamente un día antes me he permitido el capricho (casi obligatorio para mí, ya me conocéis), de ir a Villena, al pub Valhalla, para celebrar el particular pre-festival que se celebró anoche en el lugar. La banda encargada de descargar han sido los murcianos S.N.A.K.E. A primera escucha, me encantaron hasta tal punto que ni me cuestioné hacerme la media horita que me separa de la ciudad para disfrutar de su Hard Rock melódico. Su disco más reciente, “Only one flag” me tiene enganchado desde hace un tiempo, y estaba seguro de que me lo iba a pasar teta, pero la noche fue a dar para mucho más, ya que aparte de poder conocerles personalmente, gané con la compañía de unos cuantos colegas (nuevos y viejos) que ya estaban acampados en la zona del festival. En tan solo unas horas, acercaremos el culo hasta allí definitivamente, pero esta noche tocaba una buena ración de caña de la mano de estos experimentados músicos. Desde su nacimiento como banda, en 2008, muchas cosas han cambiado, desde el nombre a la formación. Nada más llegar, tuve el enorme placer de encontrármelos tomando algo fuera del garito y sentarme a charlar un rato con ellos, primeramente para felicitarles por su gran trabajo y seguidamente compartir anécdotas, gustos musicales y contarme muchos detalles sobre su carrera, sus comienzos, los nuevos músicos, y comentar el enorme curro que hay tras una formación de estas características, aquello de lo que la gente tan solo atisba a ver la punta del iceberg, como me contaba su batería J.C. Moreno en una charla súper agradable que deja entrever que son gente de puta madre (también Dave y Franco, que completaban la mesa). Les llegaba el momento de probar los instrumentos, así que, muy agradecido por su atención y amabilidad, tiré para adentro a echar unas birras y encontrarme con el resto de colegas.
2