martes, 7 de julio de 2009

Metalway 2009 (MetalWind, Zaragoza, Domingo 21 de Junio del 2009)

Tercera jornada Metalway tras la buena fiesta de presentación y el primer día “oficial” de conciertos, que dejó nuestras fuerzas ya seriamente mermadas, hecho que se notaba entre otras cosas por el terrible dolor de pies con el que me acosté la noche anterior. No es ninguna novedad ya si digo que nada mas sacar la cabeza de la tienda, me azoto una ráfaga de asqueroso viento que no hizo sino confirmarme que hoy iba a ser otro día de “MetalWind” que habría que soportar heroicamente. Sin embargo, eso no iba a impedir que disfrutara al máximo de la atractiva lista de bandas que ofrecía hoy el cartel, de las que pocas me podían permitir el lujo de perderme. Después de pasar por la gasolinera mas cercana a por snacks, fanta… vamos, cosas de vital importancia (¿?) nos fuimos pitando hacia la carpa del camping, donde, aparte de disfrutar de unos momentos sin viento (aunque parecía que de un momento a otro iba a derribarla entera), nos tomamos unos cuantos cubatitas para empezar la aventura con alegría.

De entre las tres bandas que tenían la misión de abrir fuego, The Cannibal Queen y Heaven’s Basement resultaban totalmente desconocidas para mi, y posteriormente, al ir hablando con peña me dijeron que los segundos habían estado formidables, de lo mejorcito del festival. Tomo nota y a ver si la próxima vez puedo verlos con mas tranquilidad. Entre ellos, Lauren Harris dio su concierto, pero después de ver su pobre actuación en el Wacken del año pasado y confirmar que no me dice nada como banda decidí también ignorar su bolo.

Tenía mucha curiosidad por ver lo que la primera venida a España de todo un icono femenino del hard rock como Lita Ford podía depararnos. Ya de camino y desde lejos, pude escuchar como sonaba Hungry, uno de sus éxitos y me apresure para no perderme mas, aunque la verdad es que llegue bastante tarde, y no pude ver mas que algo menos de la mitad del concierto, empezando por la preciosa balada Close My Eyes Forever (cantada sin Ozzy, obviamente xD) que a buen seguro que emocionaría a mas de uno. Según he visto en setlist que rulan por ahí, toco Back To The Cave, que me encanta, y la verdad es que me dio mucha rabia perdérmela. Lita iba vestida muy de ir por casa, con camiseta y pantalones y una gorra, de la cual se deshizo y se desmeleno en el turno de sonar su mayor bombazo, casi ya terminando, Kiss Me Deadly que me pareció totalmente clavada, eso si, con la voz de Lita escondiéndose de las partes mas agudas, pero cantada con bastante calidad. No se quien quedará realmente de la formación original, pero la verdad es que no reconocí ni una cara del resto de la banda. En general fue un concierto simpático y atractivo, aunque Lita tampoco hizo ninguna posturita de las suyas ni cabriolas, tampoco se movió mucho, pero logro simpatizar con todos los que estaban viéndola y eso ya es mucho, siempre junto a su guitarra de doble mástil, casi siempre encargándose de la parte rítmica. Me gustaría poder verla en sala, a ver que tal.

¡¡¡Genial!!! Por fin iba a poder ver a Paradise Lost y quitarme una espina que tenia clavada desde hace mucho tiempo. Parece que esta vez, ni problemas de salud ni cancelaciones extrañas iban a poder impedirme ver en directo a una de las bandas madre del metal gótico. Ya era hora, después de varios intentos frustrados por diversas razones, pude disfrutar y regocijarme con toda una actuación y todo un impresionante setlist. Todo empezó algo soso, con un público muy parado y con una banda que no hacia mucho por cambiar esta situación, pero yo tenia tantas ganas de verles que cualquier tema que tocaban lo recibía encantado, fuese más lento o más cañero. Hubo de todo, repaso por toda su discografía, salvo, por suerte, sus peores discos, como el Host. Nick Holmes, con sus enormes gafas de sol, estuvo más que correcto, aunque muy distante y soso. Canto el 99% de temas, procediese o no, con tono melódico, nada de guturales ni voz raspada, tanto de la primera como ultima etapa de la banda. Me gusto mucho también la actitud cañera de su guitarrista Aaron Aedy, incitando siempre al cabeceo y durante todo el concierto en primera línea de escenario enfrentándose directamente con el público. Vamos con los temas, empezando fuerte con Hallowed Land, de mi disco favorito, “Draconian Times” (del que después sonaría también The Last Time, si mal no recuerdo) con esa melodía principal que resonó en todo el recinto  a pesar del horrible sonido y todos conocíamos, puro metal gótico, nunca suficientemente reconocido. También es de justicia decir que tampoco era mucha la gente presenciando su actuación lo que tal vez influyo para que el concierto no brillara con luz propia. Algún fallo (o despiste) corto un poco la línea, pero retomaron con Never For The Damned de su ultimo disco, el cual fue “la estrella” del setlist, me encanto como sonó en directo Ash & Debris, pero sobre todo la pegadiza y cautivadora The Enemy, que a las pocas escuchas se adueña de tu mente. Pero también me gustaron mucho los temas de su primera época, como Pity The Sadness o As I Die, ambas de ese pedazo de disco llamado “Shades Of God”, sin duda unos de los temas mas grandes de toda su discografía, donde a pesar de los esfuerzos del antes citado guitarrista, no llegaron a conseguir que el publico levantara cabeza. Con la oscura Requiem, se despidieron de nosotros, tan poco animados como salieron al escenario. Yo personalmente lo pase muy bien y disfrute bastante, aunque no fue ninguna fiesta de concierto precisamente.

El cambio en los horarios anunciado en la web del festival pocos días antes de que este se celebrara, resultó en una de las grandes sorpresas de todo el día. Al contrario de lo que yo pensaba, era el turno de actuar para la banda del ex-vocalista de Savatage, John Oliva’s Pain a quien ya tuve el inmenso placer de ver (tan inmenso como el propio Oliva, cada vez mas desmesurado en tamaño y peso) en la edición del 2006 de este mismo festival, cerrando el evento. En esta ocasión le toco actuar a media tarde, eran sobre las 17:40, y los horarios de momento apenas llevaban retraso. Y a pesar de ser todavía de día, se puede decir que su concierto me gusto mucho mas que aquel de hace ya 3 años. Fue un concierto precioso, emotivo, muy melódico, capaz de cautivar tanto a fans de Savatage (porque realmente basó todo su setlist en temas de su ex banda) como a quien no le hubiese escuchado nunca. Junto a él, una tremenda banda, capaz de bordar todos y cada uno de los temazos con soltura y además con personalidad propia. Solo hacia falta fijarse en el hiperactivo bajista Kevin Rothney o el también orondo, aunque menos activo, guitarra solista, que aunque difícilmente podrá igualar en calidad y popularidad a Chris Caffery, demuestra ser muy solvente en directo. Al propio John también se le vio muy animado, y eso se noto en la reacción del publico, tan solo quitarse las gafas de sol y mostrar esa perversa sonrisa, todo fue diversión y alegría, tanto cuando ocupaba el taburete para tocar el teclado, como en su papel de vocalista, que por cierto, cumplió, y muy bien, con agudos y potencia, si bien es cierto que le note la voz un pelín cascada por el tiempo. Yo creo que no decepciono a nadie a lo largo de su actuación, pero si tengo que elegir un momento, ese fue el momento Believe, muy emocionante, cuya letra se escuchaba casi mas cantada por el respetable que por el propio John al teclado. Por pedir, me habría gustado escuchar mas temas de su disco Streets, pero la hora apremiaba, tal vez si hubiese cerrado el festival hubiese tenido ocasión de tocar algún temita más. ¡¡Se me hizo cortísimo!!

Hoy era un día para poder por fin ver a ciertas bandas que siempre, por una razón u otra, siempre se me han escapado teniendo varias oportunidades de verlas. Opeth es una de ellas. Se puede decir que a estos les vi en Wacken 2008, pero no fue el concierto que yo hubiese querido, pues aunque estuvo bastante bien, llovía a cantaros, y no es lo mismo. Pues bien, a la tercera (tercer intento) va la vencida. Y aunque solo fue una hora debido a lo apretado de los horarios, pude por fin verles con calma. Y es que precisamente esta fue la palabra que definió toda su actuación, es el estado de animo que has de tener para disfrutar al máximo de ellos, pues no se cortaron en absoluto con las partes melódicas mas lentas, y también muy muy técnicas, que fue quizás lo que mas me gusto del concierto, porque en verdad, la actitud que demostraron sobre el escenario fue mas bien pobre, incluso Åkerfeldt nos dijo: “ya se que a quienes queréis ver es a Heaven & Hell, yo también” (pobres ilusos, ellos y nosotros… después explico esto), muy seriotes en todo momento y con alguna broma que no llego a cuajar. A pesar de todo, y contra todo pronóstico, se me hizo también muy corto, tan solo sonaron 6 o 7 temas, no recuerdo exactamente, entre ellos el Ghost Of Perdition y dos temas, para mi los mejores (excelente elección) de su ultimo trabajazo, que fueron Heir Apparent, con la que abrieron fuego, y la brutalísima The Lotus Eater, con la que hice el burro a base de bien y es que me encanta como ha evolucionado esta banda, no lo puedo evitar, y fue precisamente esta época mas actual en la cual basaron el setlist del concierto. Musicalmente, estuvieron tremendos, aunque sea una banda que cueste de entrar, la verdad es que a mi me enamoraron a primera escucha y en concierto también, pero en menor medida. Sonaron bastante potentes a pesar del paupérrimo sonido destrozado por el maldito viento (una vez más). A mí alrededor vi más de un bostezo, pero también gente que realmente sintió el concierto hasta los huesos.

Si hay una cosa que he de decir a favor de Warcry, es que en directo son un autentico trueno y que rara vez les he visto y no he salido contento. En contra, hacer alusión a su ultimo disco, que a pesar de haberlo intentado, y sin ser mal disco, nunca me ha llegado a entrar. Por esta razón, y también porque les tengo muy muy vistos, y el cansancio no perdona, decidimos mi colega y yo perdernos su actuación en pos de una horita y poco de relax, así como darle una alegría al estomago después de horas y horas de sufrir el vacio mas absoluto. Y es que a estas alturas… estábamos bastante hechos polvo, y en realidad todavía quedaba lo mejor del concierto. Ojala esto ultimo fuese verdad… porque lo que en realidad nos esperaba fue solo asco y decepción, y muchas ganas de matar y de quemar ante lo quemados que estábamos, valga la redundancia.

Ya mucho se ha hablado y especulado en prensa tanto en papel como en web sobre las terribles jodiendas que todos sufrimos esa noche.

Tal como llegábamos de las tiendas, de pegar un bocado y descansar el culo, nos enteramos por otras personas que hacia escasos minutos había salido Rafa Basa a enunciar que los Fear Factory no iban a tocar aquella noche. La razón que dio fue que, por lo visto, ni promotores ni nadie conseguían hacerse con ellos y llevaban varios días desaparecidos y por lo tanto, se había anulado su actuación. Primera noticia imprevista del festival, y la mosca detrás de la oreja. Vale, cierto es que a mi, y lo digo con la boca llena, Fear Factory me la sudan de sobremanera, por que aparte de que no me gustan, no pintaban nada en el cartel, y ni siquiera su supuesta reunión con Dino Cazares aumentaba mis ganas por verles. Mejor habrían encajado en el Kobetasonik así que para mí, casi mejor que no tocaran, me uno en solidaridad a la peña que aplaudió la suspensión del concierto. Pero otra cosa es… si llevaban bastante tiempo perdidos… ¿por qué no se nos ha anunciado esto antes? Es una de las cosas que no entiendo. Pero lo que ya es de chiste, es la excusa que dieron en su comunicado oficial a la prensa: En resumidas palabras, que suspendieron toda la gira porque necesitaban tiempo para preparar un increíble nuevo disco que nos iba a sorprender y a encantar. Perdonad que no me carcajee, porque ni eso puedo. La versión no oficial, pero en la que yo creo, es la de que tanto Burton como Dino están sufriendo problemas legales con la “otra parte de Fear Factory” por quedarse indebidamente con el nombre. Que poca vergüenza.

Pero si eso fuese “lo peor” que hubiese pasado esa noche, ya me podía dar con un canto en los dientes. Yo continuaba alegre y nervioso porque, supuestamente, y al caer FF del cartel, los próximos eran los Heaven & Hell (o Black Sabbath, llámense como uno quiera), la BANDA que yo había venido a ver este fin de semana como tantos otros heavys, casi casi un sueño que supuestamente se iba a hacer realidad muy pronto. Ya parecía que estaba todo a punto, escenario, telón, banderas… Paso media hora... Pasaron tres cuartos de hora... La impaciencia se tornó ansiedad y mala sospecha. De pronto, uno de los pipas de Heaven & Hell salió y comenzó a llevarse tanto amplificadores, cableado, monitores… ¡todo! ¡¡Ante nuestras narices!! Como imaginareis, todo el mundo comenzó a revolucionarse. Empezaban a escucharse los primeros gritos e insultos. Yo no daba crédito a lo que pasaba ante mis ojos. Pasaba el tiempo (media hora mas como mínimo) y a pesar de que el griterío se hacia mas y mas fuerte, nadie tenia pelotas de salir al escenario a dar la cara. Asensio y yo decidimos abandonar, ante la vergonzosa situación, el público, y sentarnos a cenar. De repente, pasado bastante tiempo (si, mas todavía) sube el bueno de Rafa Basa, a quien siempre le toca el marrón de dar la cara por los caraduras de la organización, a dar (o a intentarlo de forma decente) una explicación. Acompañado por Dio, Geezer y Vinnie, tanto él como el mismísimo Dio, nos comentan que Tommi esta muy enfermo, su espalda ha sufrido algún tipo de lesión y… ¡¡¡NO VAN A TOCAR ESTA NOCHE!!!! Yo, de verdad, lo primero que pensé: vaya unos hijos de puta, he visto a cantantes y guitarristas actuar con una pierna rota, y el tío no puede salir a tocar sentado. Pues no, nada de eso. Incluso Dio se arrodillo delante de nosotros para pedir perdón, y cantó un pequeño fragmento a capela de Heaven & Hell, pero nada que pudiese hacernos recobrar la esperanza. Les habíamos perdido, quien sabe si para siempre.

Hoy en día, ya me da absolutamente igual la causa. Mucho sufrí en el momento para recordarlo mas todavía.

Versión Oficial: Tommi Iommi afectado por una lumbalgia.

Realidad: Al día o a los dos días, no recuerdo bien, tocaron en París, y según los videos que he podido ver, Iommi gozaba de buena salud.

Solo este simple hecho, hace perder toda credibilidad, tanto a Dio, y compañía, pero mas todavía a la organización, quienes fueron todos unos miserables cobardes al no salir a dar la cara ni una maldita explicación de todo lo que estaba pasando allí, así como de enmascarar la verdad. Después vienen ya los:

- Rumores y especulaciones (algunos casi mas creíbles que la explicación oficial): Que Iommi llevaba un pedo del 15, que el escenario no cumplía las condiciones requeridas por la banda, que el brutal viento les echo para atrás, que no querían tocar sin escenografía… y un larguísimo etc.

La cuestión es que finalmente, serian Saxon quienes tendrían el papel de cerrar la primera parte del festival. Y que decir de ellos, Saxon es una banda que siempre me ha encantado, que me gustan cada vez mas, tanto sus viejos trabajos como los nuevos, al menos el penúltimo disco, es una pasada. Y por supuesto, que en directo siempre son un relámpago. Cierto es que con las caras largas por tal putadón que supuso la cancelación de los cabezas de cartel, se ven las cosas desde otra perspectiva, pero lo de Saxon aquella noche fue, sinceramente, impresionante. Mal parecía que iban a comenzar las cosas, sin embargo. Su famosa águila de luces, “gracias” una vez mas al puto viento infernal, no apareció por ninguna parte (The Eagle Didn’t Land), y tal como tienen por costumbre hacer, comenzaron con un tema de su ultimo disco, "Into The Labyrinth", del que por cierto, sonarían en total por lo menos 3 o 4 temas más, pero se lo podían permitir, pues por los hechos anteriormente acontecidos, disponían de media hora mas para sorprendernos. Y vaya si lo hicieron. Para empezar, solo hacia falta ver a Biff, líder y vocalista de la banda, sobre el escenario. Que energía, que pasión, que saber hacer… Y que VOZ!!! Yo cada vez alucino más. Que manera de cantar, por ejemplo, Heavy Metal Thunder, o la bestial Motorcycle Man o también del mismo disco, cañerísima y enorme, Wheels Of Steel. Fue como decir: aquí estoy yo para haceros olvidar las penas, y por mis cojones que lo voy a conseguir. Para el resto de la banda, también un 10. Si bien todos sabemos que el guitarrista Doug Scarratt siempre ha sido un torbellino sobre el escenario (al igual que el bajista) Paul Quinn siempre ha sido mas estático. Pues bien, hasta aquella noche estuvo mas activo de lo normal. Y tras una realmente espectacular batería, Nigel Glockler sin parar, un tema tras otro, tralla y mas tralla. Crusader, Denim and Leather (casi para terminar), una de mis favoritas, la increíble Strong Arm of the Law… e incluso temazos menos frecuentes en su directo, como la gran The Power and the Glory…¿que queréis que os diga? Son clásicos que nunca deberían faltar en un festival, por mucho que se quejen algunos de su excesiva presencia en eventos españoles. Pero no termino ahí la cosa, porque en vista de la situación, nos hizo dos regalos que yo no olvidare nunca. Una fue (y nunca mejor encajada) su particular versión y temazo, Ride Like The Wind, que me encanta y no pensé que fuese a verla nunca en directo, me hizo disfrutar como un niño. Momento para la posteridad, y también después, otro tema raro como es And The Band Played On, otra gran sorpresa. ¿Y como iban a terminar sin uno de sus temas bandera? Pues nada, tras unos pocos bises, y tras hora y media de velada increíble, vino Princess Of The Night cantada espectacularmente por Biff Byford, pero también haciendo que la gente del público gastara la poca voz que le quedaba en ella. Por la puerta grande, así se fueron Saxon, en mi opinión, junto a John Oliva, el mejor concierto del día, y que destaca por encima de la mayoría de bandas de todo el festival. Así de grandes son, ¡¡¡larga vida a Saxon!!! Y por muchos años que les volvamos a ver por aquí.

Y poco mas que contar de esta primera parte de Metalway, que con cierto sabor agridulce en general, al día siguiente, comimos y tirando de bus nos volvimos cada uno a su casa, a reposar y a pensar detenidamente en lo que habían sido estos tres días, una ilusión tras otra, hasta la recta final del domingo, que se convirtió en un autentico y delirante infierno. Sin embargo, la historia no termina aquí, porque como sabéis, este festival se celebraba en dos fines de semana, y para mi, todavía quedaba la mejor parte.


_|,,| JaviMetal (Is The Law) |,,|_

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado la crónica, estuviste allí o quieres sugerir alguna corrección, ¡comenta!